Sábado 23.03.2019

Descubren desde el colegio de San Pedro de Visma un cadáver con posibles signos de violencia

El cuerpo fue hallado en una zona muy embarrada que dificultó mucho la retirada por parte de la funeraria.

El Ideal Gallego-2019-02-22-005-11aafd54
El Ideal Gallego-2019-02-22-005-11aafd54

La Policía Nacional investiga la aparición de un cadáver en el prado que se encuentra en la parte de atrás del CEIP San Pedro de Visma. El individuo, según las primeras informaciones, habría sido descubierto pasadas las doce del mediodía, a través de la valla del centro, que se halla a solo unos metros de distancia. Supuestamente el cadáver, del que solo se conoce que es un varón, habría aparecido con signos de violencia, según las primeras apreciaciones de al Policía Nacional, lo que invita a pensar en un homicidio. 

El prado que se convirtió en escenario del crimen es un lugar muy apartado, sin ninguna calle ni vía principal cerca, puesto que da a una gran zona de descampados que bordea la Tercera Ronda. Además, esa zona está anegada debido a la gran cantidad de fuentes que corren por ella, de manera que cuerpo fue descubierto sobre el barro. La propia situación del cadáver dificultó la aproximación de los agentes de la Policía Judicial y Científica, que se hundían en el terreno, y fue aún más difícil para el personal de la funeraria aproximarse para retirar el cuerpo una vez la jueza ordenó su levantamiento alrededor de la una y media de la tarde, poco antes de la salida de los alumnos del colegio. 

Hasta los tobillos 
“Se hundían al pisar”, recuerda un testigo que estaba trabajando en la huerta de al lado cuando hizo su aparición la Policía Nacional, en respuesta a una llamada del colegio que alertaba del descubrimiento del cadáver. “Intentaban llegar siguiendo la valla del colegio, pero allí hay un arroyo, no podían pasar”, explica. Al final, les permitió entrar en la huerta de una mujer aledaña a la suya, y cuya propietaria le permitía cuidar. Aún así, no fue fácil, porque el cadáver se encontraba justo junto al arroyo, donde los policías se hundían hasta los tobillos.

En un principio, se estima que podría haber fallecido de un traumatismo, dado que no se encontraron heridas de arma alguna en el cuerpo. Teniendo en cuenta la dificultad de acceso al lugar de los hechos, la primera hipótesis es que falleció allí donde fue encontrado, lo que significa que pudo haber muerto horas antes.

Los inspectores de la Policía Científica examinaron el lugar tratando de encontrar indicios esclarecedores. Mientras tanto, el patio que daba al lugar de los hechos se hallaba vacío y el rumor que corría por la comunidad educativa del San Pedro de Visma es que el hombre había sufrido un episodio cardíaco. 

De confirmarse el homicidio como causa de la muerte, sería el primer crimen violento que se registrara en la zona desde que, en diciembre de 2017, un hombre de unos cincuenta años, por una deuda, apuñalara por la espalda a su primo de madrugada en plena calle de Antonio Pedreira Ríos, que acaba en el parque de Os Mariñeiros, muy cerca del CEIP San Pedro de Visma.

Comentarios