jueves 1/10/20

Los contagiados de coronavirus superan los 300.000 con más de medio millar de rebrotes

Cuatro comarcas de Aragón vuelven a la normalidad mientras Andalucía endurece las visitas a residencias
Bomberos de la Diputación de Teruel durante las labores de desinfección de la residencia de Burbáguena que registró  un brote  | efe
Bomberos de la Diputación de Teruel durante las labores de desinfección de la residencia de Burbáguena que registró un brote | efe

El coronavirus contagió ya en España a más de 300.000 personas y aunque hay más de medio millar de brotes, principalmente en Aragón, Madrid, Cataluña y Andalucía, el Gobierno pidió calma a los ciudadanos porque “estamos mejor preparados para hacerles frente” y se detectan precozmente.

Así lo afirmó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, en la que también alabó  la “movilización épica” del personal sanitario durante la pandemia, que provocó 302.814 casos y 28.498 fallecidos confirmados por PCR, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.

El departamento que dirige Salvador Illa reportó ayer 1.178 nuevos diagnósticos en las últimas 24 horas, de los que un 75% se confirmaron en Aragón (365 hasta un total de 17.837 casos), Madrid (292 y 77.918), y Cataluña y Andalucía, ambas con 109, y con 83.079 y 15.839 contagios, respectivamente.

En Aragón, donde regresaron a la “nueva normalidad” cuatro comarcas una vez controlada la expansión de Covid-19, la preocupación se centra en las residencias de mayores, ya que la enfermedad volvió a entrar en 47 establecimientos y contagió a 294 residentes y 100 profesionales.

El mayor foco se registra en un centro de Burbáguena (Teruel), con 76 positivos, de los que cinco fallecieron, que ayer fue desinfectado por los bomberos.

Ante esta situación, el presidente de la comunidad, Javier Lambán, anunció una ayuda de 1,5 millones de euros para que los centros sociorresidenciales puedan afrontar los costes adicionales originados por el coronavirus.

A pesar de que la coyuntura “sigue siendo difícil”, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, considera que Cataluña sigue una tendencia “prudentemente positiva”, aunque pidió a la ciudadanía “máxima prudencia” para no “perder” lo ganado y aseguró que las medidas aplicadas “están dando resultados positivos”.

Asimismo, el Departamento de Salud decidió variar su estrategia y va a hacer unos 9.000 pruebas PCR para detectar positivos en Ripollet, Sabadell y Terrassa, en la segunda corona metropolitana, en el Vallés Occidental.

Este organismo cerró una empresa del Baix Segre después de que una inspección de Trabajo descubriera que 19 de sus empleados positivos estaban trabajando, pese a conocer el resultado de las PCR y tener la baja laboral.

En esta comunidad, la patronal del ocio nocturno pidió la reapertura de las discotecas a partir del 7 de agosto, cuando termina el plazo de 15 días por el que se acordó la suspensión de estas actividades en toda Cataluña.

Asimismo, con el objetivo de  frenar los contagios en las residencias, la Junta de Andalucía, comunidad en la que hay detectados 80 brotes activos, endureció las condiciones para las visitas de familiares y los nuevos ingresos, que solo podrán entrar en centros que lleven 14 días sin positivos, y tras una pruba PCR con un máximo de 72 horas.

El Gobierno andaluz también aprobó un régimen sancionador para quienes incumplan las medidas sanitarias, con multas que irán desde los 100 a los 600.000 euros para los que generen situaciones de riesgo de contagio de más de cien personas al organizar fiestas o permitir superar el aforo en establecimientos.

Además, aprobó mejoras salariales para los sanitarios, que recibirán una paga extra y la bonificación de hasta 4 días de vacaciones, entre otras medidas.

Por su parte, Castilla y León, que anotó su peor dato de la “nueva normalidad” con 159 nuevos casos positivos, notificó catorce brotes en la provincia de Burgos, tras la detección de cinco nuevos, tres de ellos originados en Aranda de Duero.

Precisamente, en esta localidad, un juez decretó el aislamiento forzoso para un vecino, quien constantemente se saltaba el confinamiento a pesar de haber dado positivo.

En Melilla, tres monitores del centro temporal de acogida de menores de Rostrogordo dieron positivo, aunque por el momento no se hicieron pruebas a ninguno de los 183 menores que residen en estas instalaciones, ni tampoco se procedió a ningún aislamiento provisional.

Por su parte, Asturias sumó su séptimo brote de coronavirus en la comunidad, localizado en un bar y una escuela de surf del municipio costero de Llanes, con cuatro contagios leves aislados en sus domicilios.

Asimismo, Cantabria informó de ocho brotes de Covid-19 activos, y registró ayer 22 nuevos positivos, lo que eleva a 205 el número de casos activos en estos momentos.

En este sentido,  la Consejería de Sanidad cántabra señala que los focos están “totalmente acotados e identificados” y que involucran a 55 casos.

Comentarios