martes 27/10/20

El CGPJ aprueba unido nuevos nombramientos en el Supremo entre críticas y presiones

La mayoría del sector progresista decidió sumarse al consenso y solo dos de los 21 miembros votaron en blanco
El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo (CGPJ), Carlos Lesmes  | ep
El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo (CGPJ), Carlos Lesmes | ep

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó ayer seis destacados nombramientos en el Tribunal Supremo y lo hizo mostrando su unidad frente a críticas y presiones para que no designara nuevos cargos mientras no se renueve la institución, en funciones desde hace casi dos años.

La mayoría del sector progresista decidió sumarse al consenso y sólo dos de los veintiún miembros del órgano de gobierno de los jueces -Álvaro Cuesta, vocal nombrado en 2013 a propuesta del PSOE, y Concepción Sáez, propuesta por IU- votaron en blanco en el pleno.

El Gobierno de Pedro Sánchez apostaba por paralizar los nombramientos como medida de presión para que el PP se aviniera a negociar una nueva composición del CGPJ y desde Unidas Podemos se había llegado a acusar al presidente de ese órgano, Carlos Lesmes, de atentar contra la Constitución si seguía adelante con sus planes.

Pero las votaciones de ayer demuestran que Lesmes no está solo en su intención de que la institución siga trabajando con normalidad a la espera de que el PSOE y el PP se sienten a negociar su renovación.

Álvaro Cuesta, que fue diputado del PSOE entre 1982 y 2011, solicitó retirar del orden del día los nombramientos previstos y su petición fue respaldada por Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda, también del sector progresista, pero el pleno siguieron adelante.

Con 19 votos a favor y dos en blanco eligió como nuevos miembros de la Sala de lo Penal del Supremo al magistrado de la Audiencia Nacional Ángel Hurtado; al presidente de la Sección de Apelación Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Javier Hernández; y al juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Leopoldo Puente.

Con mayorías similares designó tres nuevos presidentes de sala del Supremo, cargo al que por primera vez en los más de doscientos años accede una mujer, María Luisa Segoviano.

En el caso de Hurtado, se encuadra en el sector conservador de la judicatura, como el magistrado César Tolosa, nuevo presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. Pero cuatro de los seis nombramientos en el alto tribunal acordados ayer por el CGPJ se enmarcan en posiciones consideradas progresistas. 

Comentarios