viernes 19.07.2019

Borrell niega que el PSOE “juegue” a repetir las elecciones: “No es una solución”

“Somos conscientes de que el país necesita un Gobierno cuanto antes”, asegura el ministro en funciones

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell | toni albir (efe)
El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell | toni albir (efe)

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, negó ayer que el PSOE esté “jugando” a repetir elecciones porque las encuestas auguren que les podría “ir bien” para ampliar su mayoría: “Volver a votar no es una solución”, subrayó.

“El país no está para volver a repetir elecciones. Los que dicen que en el PSOE jugamos con esto, se equivocan absolutamente. Somos perfectamente conscientes de que el país necesita un Gobierno cuanto antes”, afirmó.

Fue durante la clausura de la escuela de verano del PSC, en Barcelona, en la que también intervinieron el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el máximo dirigente del partido en la capital catalana, Jaume Collboni. En el público estaba la presidenta del PSOE, Cristina Narbona.
Borrell urgió a sellar un acuerdo que permita la reelección de Pedro Sánchez como presidente porque “el país no se puede permitir más tiempo”, ya que “un gobierno en funciones funciona, pero no del todo”. 

En este sentido, emplazó al resto de fuerzas políticas a asegurar la “gobernabilidad” del país facilitando un gobierno socialista, que es la única opción factible con las mayorías actuales.

Aunque Borrell obvió valorar la consulta que ha puesto en marcha Unidas Podemos para preguntar a sus bases sobre los términos de la negociación con el PSOE, sí que ha entrado en la cuestión el líder del PSC, Miquel Iceta, que fue muy crítico.

El dirigente socialista catalán reprochó a los de Pablo Iglesias que hagan “una consulta sobre un acuerdo que no se sabe cuál es”. Además, el líder de los socialsitas catalanes también afirmó que hay voces dentro del partido morado que “dicen que esta consulta es una broma”.

Acuerdos ficticios
“Recuerdo que cuando hicimos un acuerdo con Ciudadanos, se consultó con las bases del partido, pero el acuerdo existía. Podías ir a la web y podías leer cuáles eran los contenidos del acuerdo. En esas condiciones tiene sentido pedir si se comparte o no el contenido”, espetó.

En este sentido, subrayó que se tiene que ir “con mucho cuidado” con el uso de los “mecanismos democráticos” para garantizar que son “mecanismos de participación y no mecanismos para refrendar lo que una dirección ya ha decidido”.

El líder del PSC sostuvo que aún “hay tiempo” para que el PSOE y Unidas Podemos sellen un pacto que permita la reelección de Pedro Sánchez, si bien advirtió: “No nos dejaremos atrapar ni por falsas polémicas ni por descalificaciones”.

La frustración por el bloqueo en las negociaciones a nivel estatal dista del optimismo que han dejado las alianzas municipales en el PSC, que se ha otorgado el “premio a los pactos” por haber sido capaz de cerrar acuerdos muy diversos, con casi todas las formaciones, y “sin renunciar a los principios”.

“Habéis negociado tan bien, que quizá que vengáis a echar una mano en Madrid”, le dijo Borrell a los socialistas catalanes, cuya labor negociadora ha calificado de “magnífica” y “hábil”.

Aprovechando su paso por Cataluña, el ministro en funciones lamentó la “campaña de desprestigio terrible” de los independentistas catalanes a nivel internacional contra su “humilde persona” desde que fue propuesto como máximo representante de la diplomacia europea. 

Motivos para estar contentos
Por su parte, Iceta aseguró que en Cataluña los socialistas tienen motivos para estar contentos, además de recordar que hay tanto una presidenta del Congreso como un presidente del Senado catalanes, y animó al ministro en funciones de Asuntos Exteriores, Josep Borrell a superar el hearing en el Parlamento Europeo para ser alto representante de la UE. También destacó los resultados del PSC en las últimas elecciones, donde se superó “la barrera del 20% de los votos”, y que el partido tiene 1.315 concejales.

Iceta rechazó a “los que pretenden dividir el país entre buenos y malos” y defendió preparar un cambio en Cataluña, ya que ve desatendidos los problemas sociales y un Govern sin cohesión porque no logra presentar unos Presupuestos. Destacó la voluntad de su partido a la hora de pactar y afirmó que no puede haber acuerdos si no hay ganas: “El premio a los pactos, este es para nosotros”, y añadió que tienen fortaleza y firmeza, pero también flexibilidad para pactar. Iceta defendió que su formación cuida mucho las lenguas y que querer el catalán no es querer menos al castellano.

Comentarios