domingo 20/9/20

AstraZeneca confía en tener la vacuna antes de finales de año

La ONU pide 35.000 millones de dólares para dar acceso global mientras la OMS negocia dosis de 10 a 11 dólares
Una enfermera presenta la vacuna contra el Covid-19 | efe
Una enfermera presenta la vacuna contra el Covid-19 | efe

El consejero delegado de AstraZeneca, Pascal Soriot, indicó ayer que la vacuna contra el Covid-19 que la farmacéutica desarrolla con la universidad de Oxford todavía podría estar disponible a finales de año pese a la interrupción de los ensayos.  

El directivo tuvo ayer un encuentro virtual con los medios después de que las pruebas de la última fase se interrumpieran al haber sufrido uno de los voluntarios una reacción adversa “inesperada e inexplicable”. 

Esta posible vacuna, considerada una de las más avanzadas que se desarrollan en todo el mundo, estaba en las fases finales de los ensayos clínicos antes de recibir la autorización de los organismos reguladores para proceder a inmunizar a la población. 

Pese a ese revés, Soriot confió ayer en poder tener una vacuna disponible antes de que termine 2020, si bien no precisó cuándo se reanudarán los ensayos. 

“Creo que todavía podemos tener una vacuna antes de que termine este año o a comienzos del próximo”, apuntó. 

Además, subrayó que las interrupciones de los ensayos clínicos de este tipo a causa de “eventos adversos” no son inusuales.  “En realidad, es muy común y muchos expertos lo corroborarán”, dijo en este sentido el directivo, al tiempo que matizó que “la diferencia con otros ensayos de vacunas es que el resto del mundo no los está mirando. Ellos paran, estudian y los reanudan”.  

Asimismo, apuntó que la capacidad de fabricación para la distribución de la vacuna a nivel global debería estar lista a comienzos de 2021 y que la compañía quiere que esta esté disponible para todas las regiones del mundo al mismo tiempo. 

La ONU busca acceso global
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recaudó unos 3.000 millones de dólares en cuatro meses para sus programas de desarrollo y distribución de vacunas, tratamientos y diagnósticos contra el coronavirus, pero necesita 35.000 millones más, advirtió ayer el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. 

“Necesitamos dar un paso de gigante en materia de financiación”, subrayó Guterres, quien detalló que al menos 15.000 millones de dólares deberían recaudarse en los próximos tres meses “para no perder la ventana de oportunidad y optimizar el uso de las nuevas vacunas” que consigan desarrollarse contra el Covid-19. 

Por su lado la plataforma de la OMS creada para garantizar a todos los países, sean ricos o pobres, un acceso equitativo a una o más vacunas está basando sus negociaciones en la estimación de un producto que costaría entre diez y once dólares. 

“Las diferentes tecnologías tienen precios diferentes, todavía no sabemos el precio final... pero se está trabajando con una estimación de diez a once dólares por dosis”, dijo la directora adjunta de la OMS para el acceso a medicinas y productos sanitarios, Mariângela Batista. 
La OMS está adelantando esfuerzos para que evitar que los países con más recursos acaparen las vacunas contra el Covid-19 cuando éstas salgan al mercado. 

El precio final dependerá del tipo de vacuna y, sobre todo, de la tecnología que se utiliza.  

Si se trata de una tecnología bien conocida desde hace tiempo y fácil de reproducir, como la de los virus inactivados, sería viable aumentar la capacidad de producción a un precio menor de cinco dólares. En cambio, tecnologías más avanzadas como la del RNA y DNA podrían costar más, hasta 30 dólares por dosis.  

La alianza público-privada GAVI, que trabaja en favor del acceso a las vacunas en países pobres, fue encargada por la OMS para negociar los contratos con los países que desean participar en su plataforma de vacunas.

Comentarios