viernes 27/11/20

Identificadas 500 personas y detenidas nueve por colocar mesas multirreferéndum en Cataluña

Los Mossos d’Esquadra obligaron ayer a desmontar más de 150 urnas del multirreferéndum, prohibidas por la Junta Electoral Central y el Tribunal Supremo, en diferentes localidades de Cataluña, donde fueron identificadas 500 personas y 9 de ellas, denunciadas por un delito de desobediencia.

Los Mossos d’Esquadra obligaron ayer a desmontar más de 150 urnas del multirreferéndum, prohibidas por la Junta Electoral Central y el Tribunal Supremo, en diferentes localidades de Cataluña, donde fueron identificadas 500 personas y 9 de ellas, denunciadas por un delito de desobediencia.

Los agentes informaron a las personas que habían colocado las urnas de que debían desmontarlas y abandonar el lugar porque las consultas estaba prohibidas por la autoridad judicial, y en la mayoría de los casos han acatado la orden. Solo nueve se negaron a desmontarlas y, tras comunicárselo a la autoridad judicial, los Mossos les denunciaron por un delito de desobediencia a la autoridad.

Desde primeras horas del día, la policía autonómica impidió la instalación de urnas o obligó a retirar las que ya se habían colocado, lo que supuso la apertura de actas administrativas, además de la identificación de quienes custodiaban las urnas. En algunos casos, los Mossos llegaron a requisar algunas de estas urnas y en otros fueron los propios organizadores los que se las llevaron consigo.

Los promotores de la iniciativa pretendían consultar a los ciudadanos sobre cuestiones como el pago de la deuda, el futuro del macrocomplejo de ocio Barcelona World o los transgénicos.

Ernest Gutiérrez, portavoz de los organizadores, que llevan una semana recogiendo votos anticipados al multirreferéndum, ha defendido la legalidad de su convocatoria y aseguró que muchas mesas no se cerraron y pudieron contar los votos recogidos.

En cuanto a los resultados de las elecciones europeas, ERC hizo que cambiase el color de la fuerza más votada en Cataluña al triplicar los apoyos que obtuvo en los comicios de 2009.

La formación republicana, cuyos dirigentes estuvieron acompañados por el exlíder Pasqual Maragall durante el recuento de votos, obtuvo un 23,67% de los sufragios, mientras que CiU se hizo con el 21,86% de las papeletas. El PSC se quedó con el 14,28% de los apoyos, por delante de ICV (10,30%) y del PP (9,80%). n

Comentarios