viernes 20.09.2019

La Xunta exige al Gobierno “medidas inmediatas” para las electrointensivas

La dirección de Alcoa confirma que su decisión de parar 32 cubas en Cervo es “irreversible”
Marcha en Santiago por la aprobación de un estatuto que regule la industria electrointensiva | archivo ec
Marcha en Santiago por la aprobación de un estatuto que regule la industria electrointensiva | archivo ec

El director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernando Tahoces, instó ayer al Gobierno central a que tome “medidas inmediatas” ante una situación “muy delicada” de la industria electrointensiva del todo país.

Tahoces apuntó que, por parte de la Xunta, “es una buena noticia” que la Ministra de Industria, Reyes Maroto, visite la planta de producción de Alcoa en San Cibrao (Lugo), ya que considera que es “absolutamente necesaria” la colaboración con el Gobierno central para hacer una “reflexión conjunta” de la industria energética española.

Señaló también que, por su parte, estaría “encantado” de “renovar el compromiso con el Estado” para conseguir “mejores resultados” y así lograr la “sostenibilidad” en el ámbito de la industria electrointensiva. 

Estatuto
También explicó que es una “oportunidad magnífica” para que la ministra explique cuál va a ser “el contenido del estatuto del consumidor electrointensivo”, el cual, aseguró, “está anunciado hace más de cinco meses”.

Añadió que el “simple hecho de tener un estatuto no quiere decir que se afiance y se mejore la competitividad de las empresas”. Considera que es “necesario saber cuáles son las medidas” que el Gobierno va a implementar “para que los precios eléctricos sean más competitivos”. 

También pidió a Reyes Maroto que explique “cuándo va a ampliar el crédito de compensación de gastos indirectos de CO2 correspondientes a 2018”.

Por otro lado, el comité de empresa de Alcoa en Cervo lamentó que la dirección haya mantenido su decisión de parar 32 cubas del departamento de Electrolisis de forma “irreversible”. La confirmación les llegó por parte del nuevo presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado, con el que mantuvieron ayer una reunión.

La dirección de la empresa informó al comité de la situación actual de las plantas, centrándose en lo relativo al precio de la energía y en el hecho de tener que pagarla un 50% más cara que el resto de competidores europeos. Aún así, desde el comité de empresa solicitaron a la patronal que suspendiese la decisión prevista de parar 32 cubas en la planta de San Cibrao hasta el 23 de septiembre. 

“Si se constituye un nuevo Gobierno y se aprueba el estatuto para las electrointensivas, el escenario mejoraría, haciendo innecesaria esta medida”, indicaron desde el comité.

Finalmente, el nuevo presidente de Alcoa manifestó que “la decisión era irreversible”, dado que busca llevar a la planta a la “situación más competitiva en este momento sin tocar el empleo”. Desde el comité manifestaron su desacuerdo con la medida, pues se ven “reflejados en el espejo de A Coruña y Avilés”, y le comunicaron a Dorado que no están “dispuestos a sufrir la agonía de las otras plantas”. 

A esto respondió el propio presidente, contestando que “a día de hoy Alcoa no ha tomado ninguna otra decisión de reducir la producción” y manifestando la “intención firme de la empresa de continuar con la producción de aluminio en San Cibrao”.

Comentarios