Martes 23.04.2019

La Xunta aspira a volver al mercado de deuda con 400 millones en bonos

El Gobierno gallego solicita permiso a la administración para realizar una emisión por primera vez desde 2014.

 

La Xunta solicitó autorización a la administración del Estado para realizar una emisión por valor de 400 millones de euros en bonos a largo plazo, lo que supondrá el comienzo del retorno gradual a los mercados de deuda de Galicia.

Tal como señaló la Xunta a través de un comunicado, esta será la primera emisión de deuda que la administración gallega llevará a cabo desde 2014. Hasta el año 2015, Galicia se financió “con normalidad” en los mercados, pero a partir de ese año se acogió al Fondo de Facilidad Financiera, el mecanismo reservado para las comunidades autónomas que cumplen con los objetivos de estabilidad establecidos.

Abundante liquidez
Las razones que han llevado a Galicia a volver a los mercados, según explicó la Xunta, han sido la mejora de las condiciones que ofrecen los mercados, la modificación de las condiciones que ofrece el Fondo de Facilidad Financiera, así como el actual contexto del mercado, “con abundante liquidez”, y la conveniencia de estar en mejores condiciones para afrontar la supresión de los mecanismos de facilidad para la financiación.


Para poder acceder al mercado de forma gradual, el Ministerio de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero Cuadrado, estableció una serie de requisitos que las comunidades autónomas tienen que cumplir.


La Xunta destacó que Galicia cumple “con todos estos requisitos”, que son estar adherido al Fondo de Facilidad Financiera, cumplir con los objetivos de estabilidad (déficit, deuda y regla de gasto) además de con los límites del periodo de pago de proveedores, y tener una calificación crediticia de grado de inversión.

Objetivo de déficit
La situación de la economía de la comunidad es una de las razones por las que el Gobierno autonómico pide la emisión de bonos, ya que la economía gallega cerró el año 2017 cumpliendo el objetivo de déficit permitido por el Ejecutivo central.

Concretamente, Galicia cerró ese curso con un déficit del 0,2%, cuatro puntos por debajo del límite fijado por el Gobierno español, del 0,6%, tal y como revelaba la Xunta hace unos meses. La cifra de déficit se encontraba incluso por debajo el umbral fijado por el Ministerio de Hacienda, previsto para el 0,4%.

El presidente, Alberto Núñez Feijóo, señalaba en aquel momento que los gallegos se habían ahorrado 46 millones en el pago de intereses de la deuda.

Comentarios