UGT y CCOO desconvocan las protestas para dar una oportunidad a la negociación

UGT y CCOO han decidido “dar una oportunidad a la negociación” y suspender las movilizaciones previstas para el sábado en todo el país, ante el acercamiento que se ha producido en los últimos días

UGT y CCOO desconvocan las protestas para dar una oportunidad a la negociación
Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez | Chema Moya (efe)
Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez | Chema Moya (efe)

UGT y CCOO han decidido “dar una oportunidad a la negociación” y suspender las movilizaciones previstas para el sábado en todo el país, ante el acercamiento que se ha producido en los últimos días con la patronal para un acuerdo salarial en el marco de la negociación colectiva.
No obstante, ambos sindicatos advirtieron en un comunicado de que “aunque ha habido un cambio relevante en las circunstancias de la negociación, aún no se ha llegado a ningún acuerdo”.
En los próximos días, patronal y sindicatos seguirán manteniendo reuniones para intentar cerrarlo, que serán “discretas” y de las que no se conoce la fecha.

Presión
CCOO y UGT habían convocado movilizaciones por todo el país el sábado para tratar de presionar a la patronal para que cerrara un acuerdo salarial que estaba estancado desde hacía meses.
Este fin de semana el secretario general de CCOO, Unai Sordo, reconocía que había habido un acercamiento en el pacto salarial pero aún sin acuerdo, que no ve “inminente”.
El líder de UGT, Pepe Álvarez, aseguró este sábado en la asamblea de jóvenes del sindicato que los agentes sociales han “avanzado sustancialmente”, pero que “el acuerdo no está cerrado”, aunque confió en que “esta semana podamos acabar de cerrar los temas que hay pendientes”.
Fuentes conocedoras de las negociaciones explicaron que, en los contactos mantenidos la pasada semana entre CEOE, Cepyme, UGT y CCOO, la patronal habría modificado su planteamiento de subida salarial de “hasta un 2%, más un componente adicional”, por un incremento “de en torno al 2%, más un componente adicional”. Este cambio introduce un matiz muy importante para los sindicatos, que no dejaban de repetir que una subida de “hasta el 2%” incluía también un 0,1%.

Los sindicatos partieron en las negociaciones reclamando un incremento de los sueldos del 3,1%, resultado de sumar la previsión de la inflación para este año, del 1,6%, más un 1,5 puntos adicionales en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido.
Asimismo, los sindicatos pedían fijar un salario mínimo por convenio de 1.000 euros mensuales en 14 pagas (14.000 euros anuales) a lo largo de la vigencia del acuerdo trianual.
La patronal, por su parte, recuerda que el acuerdo con el Gobierno sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) ya elevará la retribución mínima a 850 euros en 14 pagas en 2020 (11.900 euros anuales), si bien se muestra dispuesta a anticipar esa alza para los sueldos más bajos.
En lo que no parece que se vayan a poner de acuerdo patronal y sindicatos es en la cláusula de garantía salarial, ya que, mientras UGT y CCOO pidieron que se tuviera en cuenta la desviación de la inflación, la patronal no está dispuesta a incluirla o, al menos, no vinculada al IPC.