viernes 22/1/21

La temporalidad en el sector público supera en cinco puntos a la del privado

Según el INE, el Covid-19 tuvo un efecto opuesto en el mercado laboral y amplió la diferencia entre ambos
Un camarero recoge una mesa de una terraza de un restaurante | QUIQUE GARCÍA (EFE)
Un camarero recoge una mesa de una terraza de un restaurante | QUIQUE GARCÍA (EFE)

La temporalidad en el sector público alcanzó el 27,9% en el tercer trimestre de este año, rozando máximos y casi cinco puntos por encima del 23,2% del sector privado, que sufrió el grueso del impacto de la pandemia especialmente en el empleo temporal.

Según los datos de la encuesta de población activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE), el golpe del Covid-19 en el mercado laboral español tuvo un efecto opuesto en el empleo privado y público ampliando la diferencia en el peso de los contratados temporales sobre el total entre ambos.

Así, mientras el empleo público creció estos meses obligado a reforzar sobre todo sanidad y educación, sectores con mucha presencia femenina, el sector privado encajó el mayor golpe de la pandemia fundamentalmente en el empleo temporal. Por ello, se amplió esa brecha en la tasa de temporalidad entre ambos y más aún en el caso de las mujeres donde alcanzó el 33,2% en el público, una de cada tres mujeres tienen un contrato temporal, diez puntos por encima de la del privado, del 23,2% en el tercer trimestre.

En cifras absolutas, en el segundo trimestre (los meses de abril, mayo y junio de mayores restricciones por la pandemia) el número de ocupados disminuyó en España en 1.074.000: 22.000 personas en el sector público y 1.052.000 en el privado, la mayor parte, cerca de 700.000, contratados temporales.

Contratos temporales

Esto hizo caer el peso de los asalariados temporales sobre el total en el sector privado a un mínimo en décadas, 21,2%; es decir que uno de cada cinco empleados tenían contrato temporal, mientras que en el público se mantenía en niveles similares, 26,9%. En el tercer trimestre, en el que se recuperó alrededor de la mitad de todo ese empleo destruido, 111.200 empleos fueron en el sector público y 458.500 en el privado, lo que hizo crecer la tasa de temporalidad en el empleo privado a ese 23,2% pero también la pública hasta rozar el 28% (el máximo está en el 28,2% del segundo trimestre de 2019) siempre en datos de la EPA. Según CSIF, de esos 111.200 empleos, el 57% fueron temporales.

“Estamos afrontando la pandemia con empleo precario (...) No puede ser que ámbitos fundamentales en la prestación de servicios que recibe nuestra ciudadanía dependan de un contrato temporal”, denunciaron. l

Comentarios