Miércoles 22.05.2019

Salir a flote, a pesar de la crisis

 

La crisis financiera tuvo como una de sus principales consecuencias el cierre del grifo crediticio para una gran parte de la población

 

La crisis financiera tuvo como una de sus principales consecuencias el cierre del grifo crediticio para una gran parte de la población, aquella que recibía menos ingresos, la pequeña y mediana empresa y los autónomos. En general, los que sufrieron este recorte en su calidad de vida fueron, como siempre suele suceder, los más débiles, aunque sus efectos se extendieron por todos los estratos de la sociedad.

Los problemas, la incertidumbre por un futuro incierto económicamente hablando, no disminuyen, al contrario, las dificultades para acceder al dinero aumentan a cada día que pasa. La banca tradicional aumenta el nivel de exigencias al ciudadano común para que estos puedan conseguir algún tipo de crédito llevándolo hasta el delirio.

Solo con los impedimentos más habituales, la mayoría de las personas nos quedamos fuera de la posibilidad de recibir un préstamo ya que, como mínimo, deberemos de ofrecer un aval, ya sea persona o propiedad, ofrecer una nómina con antigüedad, y no estar incluidos en algunas de las listas de morosidad existentes, como ASNEF o RAI, aun a sabiendas de que pertenecer a estos listados es realmente fácil, basta con el atraso al pago de alguna letra en una compañía telefónica, por poner un ejemplo.

Pero es posible salir a flote, a pesar de la crisis y de las dificultades para acceder al crédito bancario. Hay otra posibilidad para que podamos levantarnos cada día e ir a trabajar en nuestro negocio o ejercer nuestro oficio como profesionales autónomos, con el respaldo de poder pedir un crédito cuando haga falta, ya sea para pagar a los proveedores o a los empleados en caso de pasar por un mal mes, o para aprovechar una oportunidad de inversión, una compra necesaria o el arreglo de una máquina para que la producción no pare.

Gracias a las agencias de préstamos urgentes, no solo las pymes pueden seguir trabajando con seguridad a pesar de los periodos de crisis globales o particulares por los que se tiene que pasar. Con la posibilidad de acceder a créditos rápidos, también las familias se ven beneficiadas, ya que pueden superar con facilidad esos meses complicados en los que no llega el dienro para pagar la hipoteca, la letra del coche, o incluso para llenar la nevera o pagar los servicios básicos de energía o agua.

Pero eso no es todo, gracias a estos préstamos rápidos de estas nuevas agencias financieras, cualquiera de nosotros puede pedir dinero y conseguirlo para usarlo en lo que nos apetezca, no solo para sufragar gastos o salir de algún atolladero. Como no hay que dar explicaciones de ningún tipo de a qué vamos a destinar el dinero, podemos gastarlo en unas vacaciones si nos apetece, en un regalo para nuestra pareja o para nuestros hijos, no importa, nadie nos va a someter al tercer grado habitual de los bancos tradicionales.

Expandir el negocio, a pesar de la crisis

Cuántas veces hemos escuchado eso de que una crisis representa una nueva oportunidad, pues si sabemos aprovechar la información que en este sentido nos ofrece internet, con toda probabilidad seguro que encontraremos algo que respalde como verdad esta popular frase.

El mejor ejemplo que podemos encontrar se encuentra en la dirección web https://business-asset.com/, pues se trata de una agencia que ofrece a los empresarios y emprendedores la oportunidad de encontrar los mejores traspasos de negocios para comenzar o expandir la empresa, a los mejores precios y con toda la burocracia relacionada con los permisos de apertura y funcionamiento en regla.

Esta página dedicada a la venta de negocios en funcionamiento, que sus propietarios, por los motivos que sean, van a abandonar, se presenta como una gran oportunidad para expandir el negocio de forma rápida y económica, pues estará todo listo para instalarse y comenzar a producir, solo habría que cambiarle el nombre, para dejar claro a los clientes que la dirección del negocio ha cambiado.

La venta de negocios y las franquicias son dos de las mejores opciones para aprovechar la crisis en beneficio propio, ya que los precios de ambos estarán muy por debajo de su auténtico valor. Pero no son los únicos, la crisis también es beneficiosa para el sector de los alquileres de casas y apartamentos, la venta de coches de segunda mano, cosméticos, la formación en negocios…

Como ejemplo de grandes marcas que se fundaron en tiempos de crisis, podemos citar a los Hoteles Hyatt, que se fundaron durante la recesión de los Estados Unidos acaecida a mediados del siglo pasado, al igual que la cadena de comida rápida Burger King, el canal de noticias CNN durante la inestabilidad económica de los años 80 o la cadena de vídeos musicales MTV.

Los años de crisis son beneficiosos para aquellos empresarios y emprendedores que saben ver en las depresiones lo que hace falta, para aquellos que no tienen miedo al riesgo y encuentran la idea más que los recursos para que resulte un éxito. Es perfecta para aquellos con visión a largo plazo, para los que saben cuándo va a llegar y se preparan para realizar sus mejores inversiones, ya que es cuando encontrarán las mejores oportunidades.

Comentarios