jueves 02.07.2020

Riesgo halla “irregularidades” en la gestión de Alcoa en A Coruña

El comité de Alu Ibérica en la ciudad y la Xunta urgen al Gobierno “aclarar” la situación tras la venta de la planta
Un momento de la reunión de Conde con la plantilla de Alu Ibérica | aec
Un momento de la reunión de Conde con la plantilla de Alu Ibérica | aec

La nueva dirección de Alu Ibérica ha detectado a lo largo de su corta gestión de mes y medio en las fábricas “numerosas irregularidades por parte de los gestores anteriores en las plantas de Avilés y A Coruña”, según informó ayer Grupo Industrial Riesgo a través de una nota de prensa.

Las plantas de Avilés (Asturias) y A Coruña pertenecían a Alcoa, quien anunció en octubre de 2018 que dejaba de producir en esas instalaciones. Finalmente, se produjo la venta de las mismas al fondo suizo Parter Capital, que se materializó el verano de 2019. En abril de este año 2020 se conocía que Grupo Riesgo había adquirido las plantas.

La nueva dirección afirma ahora que no existe la formulación de las cuentas anuales correspondiente al ejercicio 18-19, lo que “es una grave irregularidad”. Señalan que esas cuentas deberían haberse cumplimentado en enero de este año por los anteriores gestores, pero que no ha sido así. De esta manera, la nueva directiva dice que se ve imposibilitada de presentar el Impuesto de Sociedades de ese ejercicio.

Por otro lado también apuntan a “otras anomalías”, como el mantenimiento de clientes a pérdidas durante años, fuese cual fuese su cuenta de resultados.

Ante esa falta de gestión, actualmente los nuevos responsables dice que están tomando el control de dichos procesos, “restableciendo la relación comercial adecuada para lograr resultados fructíferos”.

Frente a las denuncias presentadas por los comités de empresa, la nueva dirección afirma además que está elaborando un “informe minucioso” de cómo ha sido la gestión del personal y de recursos por parte de los gestores anteriores, que servirá de base para aplicar acciones con el propósito de corregir las irregularidades que se detecten.

Por su parte, el comité de Alu Ibérica de A Coruña y la Xunta urgienron ayer al Gobierno central la convocatoria de una mesa de seguimiento para “aclarar” la situación tras el anuncio de venta.

En declaraciones a Europa Press tras un encuentro en Santiago con el conselleiro de Economía, Francisco Conde, el presidente del comité de A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, incidió en la necesidad de la “intervención” de las plantas, con el nombramiento de un gestor por la parte estatal y autonómica para que se garanticen las inversiones y el empleo.

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, instó a la nueva dirección de Alu Ibérica a presentar cuanto antes por escrito su plan industrial ante todas las partes y en una mesa convocada por el Gobierno, con un compromiso “explícito y con transparencia”.

Además, sostuvo que la solución pasa por que el Gobierno central asegure un precio eléctrico competitivo, con un estatuto par las electrointensivas que garantice estabilidad al sector. Así, censuró la “deslealtad” y “falta de respeto” del Gobierno, porque “no da respuesta ni solución a la situación de las empresas electrointensivas”.

Comentarios