jueves 22.08.2019

El IPC sube en Galicia hasta el 0,5% en julio, dos décimas más que el mes anterior

La caída registrada en el Estado supone una mejora del poder de compra de los trabajadores y los pensionistas

El IPC sube en Galicia hasta el 0,5% en julio, dos décimas más que el mes anterior

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en julio en Galicia hasta el 0,5 por ciento, dos décimas más en relación al mes anterior, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A nivel estatal, el IPC retrocedió un 0,6% en julio en relación al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 0,5 por ciento, manteniéndose no obstante en sus niveles más bajos en casi tres años.


De acuerdo con los datos publicados por el INE, el IPC aumenta en 11 comunidades en julio respecto a junio, y se mantiene en las seis restantes. Los mayores incrementos se producen en Islas Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, Región de Murcia y Castilla y León, con subidas de dos décimas.


En Galicia, alimentos y bebidas no alcohólicas situaron su tasa mensual en el 0,1% e interanual en el 0,5%; mientras que en el caso de bebidas alcohólicas y tabaco han registrado un descenso del 0,2 y el 0,5%, respectivamente.


En el vestido y el calzado, la tasa interanual se sitúa en el 1%, aunque destaca el descenso registrado en lo que va de año (-16,3%). En la vivienda, la tasa mensual se sitúa en el 0,6% y la interanual desciende un 2,1%. En lo que va de año el descenso es del 3,3%. En cuanto a ocio y cultura, sube un 1,4% en términos mensuales, mientras que desciende un 0,3% en tasa interanual.


En cuanto al conjunto del Estado, Estadística atribuye el repunte de la tasa interanual del IPC de julio a la evolución de los precios de las frutas, que bajaron menos de lo que lo hicieron en julio de 2018, y al encarecimiento de los carburantes. En el ámbito estatal, en términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,6% en julio animado por los descensos de precios del vestido y el calzado (-12,6%) por las rebajas de verano, y por los alimentos, que recortaron sus precios un 0,3% en el mes debido principalmente al abaratamiento de las frutas.

Por el contrario, el grupo de ocio y cultura elevó los precios en julio un 1,6% por el encarecimiento de los paquetes turísticos; el grupo de vivienda subió sus precios un 0,7% por el encarecimiento de la electricidad; el grupo de hoteles incrementó un 0,4% sus precios por los servicios de alojamiento, y el del transporte un 0,3% por el encarecimiento de los carburantes y, en menor medida, del precio de los automóviles.


La caída del 0,6% en el IPC del mes de julio, unido a la subida salarial del 2,3 % pactada en la negociación colectiva, ha supuesto una mejora del poder de compra de los salarios de un 1,3%”, destacó el sindicato CCOO, que advirtió, no obstante, de que no todos los trabajadores están recuperando poder adquisitivo al mismo ritmo. En cuanto a las pensiones, la subida aprobada para este año es del 1,6%, con lo que estos datos de inflación también hacen ganar poder de compra.


Los precios comenzaron el año con una tasa del 1 por ciento en enero para subir al 1,1 % en febrero; al 1,3 % en marzo, y al 1,5 % en abril. En mayo, la tasa de inflación bajó al 0,8 % y en junio recortó cuatro décimas más.


Julio es el tercer mes consecutivo en que los precios aumentan por debajo del 1 por ciento. l

Comentarios