martes 07.07.2020

Industria investiga irregularidades en la venta de Alu Ibérica a Riesgo

El comité asegura que se han incumplido los acuerdos y aboga por una intervención pública directa
El comité de empresa de Alu Ibérica, en María Pita, donde volverá a manifestarse este mediodía | patricia g. fraga
El comité de empresa de Alu Ibérica, en María Pita, donde volverá a manifestarse este mediodía | patricia g. fraga

Representantes del Ministerio de Industria trasladaron ayer a los comités de empresa de Alu Ibérica A Coruña y Avilés (antigua Alcoa) que están investigando posibles “irregularidades” en la venta de las plantas al Grupo Riesgo y han asegurado que actuarán con “unidad de acción” sin descartar “ninguna de las posibilidades” para salvar las plantas, informa la representación social coruñesa. La reunión telemática, moderada por el director general de Industria, Galo Gutiérrez, se llevó a cabo de cara al encuentro de la Mesa Técnica Industrial, que finalmente se fijó para el próximo jueves a las 12:00 horas.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Alu Ibérica en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, alega un “incumplimiento” de los acuerdos suscritos por multinacional americana Alcoa en el proceso de venta –primero a Parter y luego al Grupo Riesgo– y aboga porque el Gobierno intervenga las empresas para garantizar la inversión que tiene comprometida Alcoa y que ahora está paralizada en un depósito notarial debido a la venta inesperada de las plantas (la de A Coruña y la de Avilés) al Grupo Riesgo.

Cláusulas a respetar

Corbacho recuerda que Alcoa prometió incluir cláusulas en el contrato que impidieran la venta de la fábrica de aluminio a terceros, de ahí la irregularidad. En ese mismo documento se especificaba que Alcoa debería pagar en concepto de inversión 95 millones de dólares, para garantizar tanto el pleno empleo durante los dos años que dura el proceso de reconversión como la modernización de la planta para hacerla rentable.

Aquello fue hace un año, y el líder sindical considera perdido todo este tiempo ante los incumplimientos de las empresas. Por su parte, Grupo Riesgo ha intentado demostrar su apuesta por la planta anunciando la compra de dos hornos por valor de unos pocos miles de euros, algo que Corbacho desestima por poco importante. “Es material necesario pero no se puede llamar a eso inversión. No en una empresa como esta y no estaba en el proyecto industrial. Es como comprar un taladro, una anécdota”, insiste.

Los trabajadores ni siguiera reconocen que el Grupo Riesgo sea propietario o no de la planta. “Depende de quién tenga que decidir si la compra es legal o no. Porque esto es irregular”, afirma.

Sin descartar nada

Todos los representantes sindicales consideran necesario clarificar lo que ha pasado y, sobre todo, poner a salvo las partidas de dinero aún por entregar por Alcoa y que debería gestionar directamente el Gobierno. “El proyecto industrial se puede completar y luego ya veremos. Ellos nos dijeron que no descartan nada, a día de hoy”, asegura Corbacho que recuerda que el acuerdo fue tutelado por la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Alcoa se desprendió de la planta pagando esos 84 millones de euros que iba a pagando poco a poco. La mitad ya se pagó a Partner Capital, según Corbacho, para mantener los procesos productivos y las garantías de trabajo y llevar a cabo una reconversión de 17,7 millones de euros para cada una de las plantas, la de A Coruña y la de Avilés.

Había un plazo de dos años para hacerlo, y a día de hoy, según el comité, ya es imposible que se pueda llevar a cabo. “Nos han robado un año, por eso exigimos recuperarlo. No estamos ante un problema de financiación, el dinero está ahí (en un depósito notarial), pero hay que negociarlo”. Y para los trabajadores, el Gobierno, que apadrinó el proceso, debe hacerse cargo del proceso, y no ser un simple intermediario, para garantizar las inversiones ye l empleo: “Y si las empresas siguen enrocadas se vuelven a vender las plantas, ya modernizadas”.

Comentarios