• Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Los gallegos salen de nuevo a la calle para reclamar unas pensiones dignas

Miles de jubilados rodean el Banco de España en Madrid y se concentran en casi cincuenta localidades del país 

 

Los gallegos salen de nuevo a la calle para reclamar unas pensiones dignas

Decenas de personas participaron ayer en la concentración convocada por los sindicatos CCOO y UGT en Santiago reclamando pensiones dignas, una reivindicación que también tuvo lugar  en A Coruña, Ferrol, Lugo, Viveiro, Foz, Ourense, Valdeorras, Pontevedra, Arousa, O Grove y Vigo.
Los pensionistas reclaman la derogación de la reforma de las pensiones impuesta por el Gobierno central en 2013 al entender que con ella han perdido poder adquisitivo. Esto implica derogar la fórmula que se aplica actualmente para la revalorización de las pensiones, que solo sirve para rebajar su cuantía y que puede conducir a un sistema de pensiones mínimas. Los sindicatos alertan también sobre la ineficacia del Gobierno para abordar el desequilibrio financiero de las cuentas de la Seguridad Social, consumiendo anticipadamente el fondo de reserva.
Mientras, varios miles de personas rodearon el Banco de España, en pleno centro de Madrid, o las sedes de las tesorerías de la Seguridad Social en casi cincuenta localidades españolas para protestar contra el “robo” de las pensiones y exigir la derogación de la reforma de 2013.
Así, las movilizaciones reclaman unas pensiones “dignas”, con una revalorización vinculada al IPC frente al “regalo” coyuntural y oportunista planteado por el Gobierno y vinculado, además, a la aprobación de los Presupuestos Generales  Precisamente ayer, la comisión de Presupuestos del Congreso aprobó la subida de las pensiones del 1,6% pactada entre el Gobierno y el PNV para 2018, así como la ampliación de la base reguladora de las pensiones de viudedad y el retraso de la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad para 2023.
En Madrid, cientos de manifestantes rodearon los 1.300 metros que tiene el perímetro de la sede del Banco de España, poniendo así el foco sobre una institución que ha hecho recomendaciones de reformas laborales “de carácter restrictivo de derechos”, sin hacer autocrítica de su papel en la gestión de la crisis económica.
UGT y CCOO recordaron las declaraciones del Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, que puso la vivienda en propiedad de algunos pensionistas en el “ojo de mira”, ya que, a su juicio, tener casa propia tiene un efecto en la pensión importante, porque “no es igual pagar un alquiler de 500 euros al mes que pagar un gasto de comunidad de 100 euros”. 
“Mariano Corleone nos roba las pensiones” o “Nos roban, nos roban las pensiones”, fueron algunos de los lemas más coreados, y las pancartas rezaban “A la banca dinero público, a los pensionistas recortes” o “Pensionista, ¿especie en extinción?”.
A la movilización de Murcia, ante las sedes del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de la Delegación del Gobierno, asistió el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien dejó claro que el debate de las pensiones “no se puede cerrar en falso”. Asimismo, insistió en que las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores deben pagar las pensiones contributivas y de viudedad, mientras que las no contributivas, los complementos mínimos y los costes de gestión de la seguridad social deben sufragarse a través de los Presupuestos.