jueves 23.01.2020

Los despidos alcanzan máximos históricos debido a la incertidumbre

Un total de 604 empresas realizaron extinciones de contratos en los diez primeros meses de 2019
Un total de 24.437 trabajadores fueron despedidos en los diez primeros meses de 2019 | efe
Un total de 24.437 trabajadores fueron despedidos en los diez primeros meses de 2019 | efe

La incertidumbre política y económica ha generado una percepción negativa en las empresas de cara a 2020 y las está llevando a anticipar despidos, que cerrarán 2019 previsiblemente en máximos de los últimos 5 años.

En los diez primeros meses de 2019, 604 empresas ejecutaron despidos colectivos que afectaron a 24.437 trabajadores, un 50% más que un año antes, por lo que es previsible que al cerrar el pasado año el número de perjudicados se sitúe cerca de los 35.875 que se produjeron en 2014.

La mayor parte de esas extinciones de contratos están fundamentadas en pérdidas actuales (11.308 trabajadores), seguidas por las causas organizativas (6.275) y de producción (2.066), según los datos que arroja la estadística del Ministerio de Trabajo.

También los despachos de abogados laboralistas han percibido un incremento de este tipo de actuaciones, algo que atribuyen a decisiones de las empresas anticipándose a unas eventuales dificultades en el futuro.

La presidenta de la asociación de abogados laboralistas Asnala, Ana Gómez, advierte de que están contabilizando un incremento de los expedientes de regulación de empleo como forma de prevención ante “los rumores” de que el nuevo Gobierno pueda “endurecer las causas de despido objetivo”.

En línea con este incremento de los despidos, los datos de paro registrado también muestran un peor comportamiento del desempleo, que alcanzó los 3,19 millones de parados en noviembre con una caída interanual del 1,7%, frente al ritmo del 5,5% con el que se reducía a comienzos de año.

También la encuesta de población activa (EPA) del tercer trimestre refleja esta moderación en la reducción del paro interanual, que ha pasado de caer al 11,6% a comienzos de año a hacerlo al 3,36%, un ritmo que no se registraba desde 2014.

Para la patronal de las agencias de colocación Asempleo, estos datos “indican una evolución diferencialmente más negativa en el desempleo” que en la ocupación, cuyo incremento se está moderando también pero a un ritmo más lento.

Además añaden que las causas de este mayor deterioro “podrían estar relacionadas con el aumento de la población activa o con cambios en las decisiones de las empresas ante un entorno incierto”.

Comentarios