El Star Center, con pies de plomo para visitar al colista

Visitar al colista resulta siempre un arma de doble filo, y más cuando el “farolillo rojo” de la competición no ha conseguido siquiera estrenar su casillero de victorias. La clasificación dicta que tienes que ganar, pero sobre el parquet las cosas

El Star Center, con pies de plomo para visitar al colista
Prince, defendida por Menéndez durante el partido de la primera vuelta en Esteiro  | D. Alexandre
Prince, defendida por Menéndez durante el partido de la primera vuelta en Esteiro | D. Alexandre

Visitar al colista resulta siempre un arma de doble filo, y más cuando el “farolillo rojo” de la competición no ha conseguido siquiera estrenar su casillero de victorias. La clasificación dicta que tienes que ganar, pero sobre el parquet las cosas son muy distintas. Lo sabe bien el Star Center Uni Ferrol, que experimentó en carne propia lo complicado que puede llegar a ser un Movistar Estudiantes que lo puso en muchos aprietos en el partido de la primera vuelta disputado en Esteiro.
Ahora, ambos vuelven a cruzar sus caminos, esta noche a las 20.30 horas, en el legendario pabellón Magariños. Un escenario que al equipo de Lino López no le resulta ajeno pues precisamente en él alcanzó su primera victoria de la campaña ante el Mann Filter, en la jornada inaugural de la Liga Dia.
Movistar Estudiantes y Star Center Uni Ferrol se medirán en el duelo que abre la decimosexta jornada. Será el último escollo de las ferrolanas antes de su concurso en la Copa de la Reina y es precisamente eso, dejar aparcado por ahora el torneo copero y centrarse en la liga, la primera prioridad del grupo ferrolano para este encuentro.
La segunda será profundizar en la línea que ya mostró en los últimos partidos, siguiendo fiel a las líneas maestras de su juego –intensidad, defensa y trabajo–, para sumar la duodécima victoria a su casillero.
Alcanzar la media docena de triunfos permitiría al Star Center Uni Ferrol llegar en la tercera plaza al primero de los dos parones que el campeonato afrontarán en los próximos meses –este, por la Copa de la Reina, y a principios de febrero por los compromisos de la selección–.
El Movistar Estudiantes se encuentra en pleno proceso de transformación. El conjunto madrileño dejó buenas impresiones en el arranque de la liga. A pesar de no tener gran experiencia en la categoría, sus jugadoras arrastraban la buena dinámica de juego tras su ascenso y se empleaban con desparpajo sobre el parquet. Sin embargo, acumular derrota tras derrota ha pasado una notable factura a su juego.
El primero en “caer” ha sido su técnico, Fito González, que dejó su puesto a un histórico del club como Alberto Ortego, quien ha dirigido los dos últimos partidos. Con él, con quien el Estudiantes femenino logró alguno de sus mejores resultados de su historia, se ha iniciado una fase de transición que se ha llevado por delante a jugadoras como Stojskalova. Una renovación con la que buscan su primera victoria.