Jueves 20.06.2019

El Somozas busca sembrar más dudas en el CD Barco

El cuadro de Ferrolterra afronta el partido en el Manuel Candocia con bajas

Uzal controla la pelota ante la presencia de dos rivales  | Ricardo Grobas-Faro de Vigo
Uzal controla la pelota ante la presencia de dos rivales | Ricardo Grobas-Faro de Vigo

Ganar la pasada semana al Porriño Industrial le permitió al Somozas dar un paso más hacia ese gran objetivo que es alcanzar la permanencia. Una meta prioritaria que el conjunto de Ferrolterra aspira a conseguir cuanto antes para, después, centrarse en aspiraciones mayores. Todas esas cuentas pasan por recortar terreno con las formaciones que lo preceden en la clasificación y, una de ellas es, precisamente, el conjunto que esta tarde, a las 17.00 horas, lo visita en el campo Manuel Candocia. 

El CD Barco llega al terreno de juego somocense sumido en una pequeña crisis de resultados. Cinco empates consecutivos han mermado considerablemente su posición en la tabla, cayendo de la segunda a la quinta plaza. Si quiere volver a entrar en los puestos que dan derecho a disputar la promoción, ha de cortar cuanto antes esa sangría de puntos. 

Así que, si la formación de Valdeorras es de por sí peligrosa, esa necesidad de sacar algo positivo en Somozas la hará todavía más. Manolo García, el entrenador del grupo verdiblanco, es muy consciente de ello y llama ante todo a la precaución para encarar un partido ante un rival que define como “mejor que nosotros”. Una circunstancia que no es óbice para que “si competimos como en las últimas semanas, podamos ganar”. 
Para hacerlo, traza tres líneas maestras que los suyos han de cumplir si quieren contrarrestar el peligro del Barco. La primera, sin duda, contener la transición ofensiva de un oponente que le gusta jugar bien posicionado en el campo, que está cómodo en el repliegue pero que, cuando roba el balón, sale con mucha rapidez al ataque y hace daño. 

Directamente ligado a lo anterior, la solidez defensiva del cuadro visitante es otro de los factores con los que el Somozas deberá lidiar con paciencia y sin caer en precipitaciones. El último pilar del juego valdeorrano es la estrategia a balón parado, por lo que Manolo García insistió esta semana mucho en la necesidad de prestar máxima atención para limitar el riesgo en acciones de estas características.

No está sobrado de efectivos el Somozas para la confrontación, pues cuenta con las bajas seguras del sancionado Álex Díaz y del lesionado David Gómez. A ellos podría unírsele Joseja, con molestias. Con todo, contar con un grupo de catorce o quince jugadores es más que suficiente, a juicio del preparador, para competir a buen nivel. 
Para suplir al guardameta Gómez, que sufrió una rotura en un dedo de la mano y estará casi dos meses de baja, la entidad ha empezado ya a sondear el mercado. Aunque ha tenido algunos contactos con varios porteros, las negociaciones no han cristalizado todavía y el club sigue buscando.

Comentarios