Martes 23.04.2019

Solidez para reconquistar el liderato

BARCO 1 - 2 RACING

El Racing vuelve a ser primero en la tabla tras imponerse al Barco

El racinguista Marcos Álvarez trata de arrebatarle la pelota a un adversario  | josé paz/la región
El racinguista Marcos Álvarez trata de arrebatarle la pelota a un adversario | josé paz/la región

Fue a través de un ejercicio de compromiso como el Racing recuperó el primer puesto del grupo 1. De sacrificio, de sufrimiento, de solidez, de esfuerzo... De muchos adjetivos, que le permitieron salir victorioso ayer del campo Calabagueiros y, aprovechándose de las derrotas de Bergantiños y Compostela, sus dos principales rivales por el título –algo que permitirá al que lo consiga hacer frente con más posibilidades a la fase de ascenso a Segunda B–, regresar a la primera posición. Así que ahora, a seis jornadas para el final del campeonato regular, el equipo ferrolano tiene el viento de cara para conseguir el primer objetivo que se ha propuesto.

Era a partir de la seguridad defensiva como el Racing pretendía conseguir la victoria en un partido ante un rival de nivel similar al que se puede encontrar en una fase de ascenso. Y eso que hizo que durante media hora el control fuese la característica principal de un encuentro en el que apenas se registraron acercamientos a cualquiera de las dos dos porterías. De hecho, fue en la primera ocasión clara –una conexión entre Pablo Rey y Joselu– como el marcador se estrenó, en este caso, a favor del cuadro visitante.


Lejos de tranquilizar el partido, el tanto lo que hizo fue encorajinar a un Barco que, además, se encontró enseguida con el empate en una acción en la que el remate de Juanito Bazo fue marcado como gol por el árbitro a pesar de dar la sensación de no haber traspasado la línea de meta. Fueron unos minutos en los que la escuadra local apretó y estuvo cerca de adelantarse, pero al descanso se llegó con tablas.

Sentencia
La misión de recuperar la ventaja que tenía en marcador no le llevó esta vez ni cinco minutos al Racing. Así que en una acción de Seoane por la banda derecha, que Joselu dejó pasar, Pablo Rey remachó el segundo gol del partido. Y esta vez el encuentro sí que ya se decantó claramente del lado racinguista. Incluso lo pudo hacer más si Marcos Álvarez, en una gran acción individual, llega a marcar el tercer tanto del cuadro de la ciudad naval.


Pero, como ese tanto no llegó, al Racing le tocó sufrir en los últimos minutos del enfrentamiento, sobre todo porque su rival se lanzó sin mucho orden hacia la portería contraria. Y eso se tradujo en una serie de barullo que, aunque no fueron ocasiones claras, sí sembraron la incertidumbre. El cuadro verde, sin embargo, resistió y vuelve a ser el líder.

Comentarios