lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La semana del Racing no fue redonda

El racinguista Jardí se lamenta durante el partido disputado en Riazor, que terminó con derrota racinguista | alfaqui

Deportivo 2-0 Racing

 

No fue completa la semana para el Racing, que saldó el partido con el que cerró el maratón de los últimos ocho días, el que hoy lo enfrentó al Deportivo, con una derrota que duele más en lo anímico que en lo numérico. No realizó el equipo ferrolano un buen partido en el estadio de Riazor y por eso sufrió una derrota justa para lo visto sobre el terreno de juego, pero no le impide seguir entre los mejores del grupo 1 ahora que el campeonato liguero ya está llegando a su ecuador.
 

Salió el Deportivo apretando, aunque en realidad su empuje apenas se tradujo en ocasiones para marcar. Un par de accciones a balón parado y la participación de Quiles, su principal peligro, sembraron algo de duda en el Racing. El equipo ferrolano, sin embargo, se fue reponiendo poco a poco y de hecho fue quien realizó el primer disparo entre los tres palos, un remate de Álex López desde la frontal que se fue a las manos de un Mackay que detuvo sin problemas.
 

Respondió el cuadro blanquiazul a este primer acercamiento del Racing y, en realidad, la contestación fue furibunda. Primero lo intentó con un cabezazo de Svensson que detuvo Gazzaniga, pero su segundo intento –favorecido, eso sí, por la pérdida de pelota  de Bernal cuando era el último hombre– encontró premio gracias al acierto de Diego Villares en el mano a mano ante Gazzaniga. El tanto, además, ejerció de lanzadera para un cuadro local que estaba desatado y que encontró un segundo tanto en el remate de Svensson tras recibir una pelota dentro del área visitante.
 

El cuadro verde no tenía argumentos para salir de la presión de su rival y, por contra, sufría con los cambios de orientación del Deportivo. Con estos ingredientes, la escuadra local cocinó el encuentro tal y como más le convenía y hasta estuvo a punto de sorprender a su rival en una tercera ocasión. El Racing, mientras, trató de reaccionar en el tramo final del primer acto, pero no fue capaz de crear peligro más que en una internada de Carlos Vicente que no encontró premio.

 

Variaciones

En vista de que el panorama apenas cambiaba en los primeros minutos de la segunda parte, el entrenador del Racing buscó en el banquillo la manera de darle la vuelta el partido. La entrada de Luis Chacón, Jardí y Manu Justo pareció darle más ritmo al juego racinguista que, de todas maneras, siguió sin acercarse con verdadero peligro a la portería local. Así que, a medida que iban pasando los minutos, las urgencias de la escuadra de la ciudad naval se iban haciendo mayores. 
 

No fue suficiente con que el cuadro verde, entre su empuje y que el Deportivo empezó a reducir el ritmo con el que se había aplicado durante la primera hora de partido, tomase el control del duelo. En este nuevo decorado dispuso el cuadro verde de su mejor ocasión a través de un cabezazo de Jardí, a centro desde la derecha de Carlos Vicente. Pero su empuje se quedó ahí, nada más de provecho.
 

Al menos no dejó de intentarlo el Racing, que sin embargo no tuvo la posibilidad de reducir distancias en el marcador. La suerte ya estaba echada y la derrota en el partido más esperado de la temporada ya era un hecho.

La semana del Racing no fue redonda

Te puede interesar