miércoles 28/10/20

Rojo y Bonafonte cierran con bronce el Nacional

Dos medallas de bronce fueron el colofón con el que Claudia Rojo e Irene Bonafonte cerraron su concurso en el Campeonato de España promesa que durante todo el fin de semana se disputó en Torrent.

Bonafonte es uno de los refuerzos “foráneos” del Ría Ferrol  | Ría Ferrol
Bonafonte es uno de los refuerzos “foráneos” del Ría Ferrol | Ría Ferrol

Dos medallas de bronce fueron el colofón con el que Claudia Rojo e Irene Bonafonte cerraron su concurso en el Campeonato de España promesa que durante todo el fin de semana se disputó en Torrent. Una presea que para la naronesa enrolada en el Valencia Esports es la segunda de una cita estatal muy provechosa para ella.


Ayer, en la prueba de 400 metros vallas, apenas unas milésimas la separaron de colgarse una nueva plata similar a la que ya se embolsó el sábado en las vallas “cortas”. A pesar de ser su especialidad, las sensaciones de Rojo no fueron del todo buenas, lo que no le impidió, sin embargo, estar entre las mejores. De hecho, los registros de la federación la sitúan cruzando la meta en el mismo tiempo que Nora Suárez –1:01.06–, por detrás de Sonia Nasarre. Finalmente, fueron las milésimas lo que permitió dilucidar el desempate y que Claudia Rojo ocupase el tercer escalón del podio en esta prueba.


“Las sensaciones en el 400 no fueron buenas, pero mejoré mi marca respecto al año en el Nacional y, en conjunto, estuve mejor de lo que esperaba en los 100 y el campeonato ha sido muy bueno”, aseguraba la deportista, que todavía no tiene claro si concursará en el Estatal absoluto.

Ría Ferrol
La jornada deparó una postrera medalla, la que se llevó la integrante del Ría Ferrol-Concepción Arenal Irene Bonafonte en la competición de 800 metros. La deportista, que no logró volver a rebajar sus registros de partida, como había hecho en la semifinal, realizó una carrera muy inteligente y ello le permitió acabar en la tercera plaza, con un tiempo de 2:16.03, solo una décima más rápida que Belén Asensio y a casi cinco segundos de la cabeza.

Comentarios