Miércoles 12.12.2018

Renovarse o morir

Después de dos campañas consecutivas codeándose con los mejores equipos de la competición, en las que el Baxi Uni Ferrol se clasificó para la fase final de la Copa de la Reina y las semifinales de la liga

La plantilla del Baxi Uni Ferrol se ha renovado mucho respecto a la pasada campaña con la incorporación de hasta seis jugadoras foráneas  | jorge meis
La plantilla del Baxi Uni Ferrol se ha renovado mucho respecto a la pasada campaña con la incorporación de hasta seis jugadoras foráneas | jorge meis

Después de dos campañas consecutivas codeándose con los mejores equipos de la competición, en las que el Baxi Uni Ferrol se clasificó para la fase final de la Copa de la Reina y las semifinales de la liga, parece lógico que el conjunto departamental aparezca de nuevo en las quinielas como una de las escuadras llamadas, cuando menos, a animar el campeonato. La Liga Dia arranca mañana para el conjunto que preside Leopoldo Ibáñez y lo hace con la disyuntiva que supone mirar hacia futuro pero sin desprenderse de la esencia de su pasado. 
Porque, inevitablemente, si algo ha marcado la realidad del Baxi Ferrol en los últimos meses han sido los cambios. Un lavado de cara a todos los niveles, en ocasiones obligado por las circunstancias y en otras como consecuencia lógica al crecimiento que en los últimos tiempos ha experimentado la entidad.
Con la salida del equipo del técnico Lino López –flamante entrenador del Perfumerías Avenida– y de pesos pesados dentro del vestuario y la pista como Bea Sánchez o María Pérez Araújo se cerró un ciclo en la entidad ferrolana. Bien es cierto que desde el club se le trató de dar continuidad al proyecto con la renovación de buena parte del bloque de jugadoras nacionales que ya vistieron la camiseta azul y blanca en las últimas campaña, esas llamadas a mantener viva la esencia del mejor Uni de los últimos tiempos; pero la realidad es que, a día de hoy, sobre el parquet los aficionados encontrarán muchas caras nuevas en puestos de responsabilidad. 
Hasta seis jugadoras nuevas, todas ellas foráneas, han reforzado una plantilla en la que el primer y más notable cambio se ha producido en el banquillo. Carles Martínez tomó el relevo de Lino López a sabiendas de que el listón quedaba muy alto. Pero al técnico valenciano le gustan los retos y, aunque no tiene experiencia en la máxima categoría, sus éxitos en Liga Femenina 2 lo avalan. Esos méritos pasan por llevar a un modesto como el Picken Claret a disputar la fase de ascenso pero, sobre todo, por saber sacar el máximo rendimiento a unos mimbres más bien escasos –por juventud, efectivos y presupuestos– si se comparan con otros colosos del campeonato. 
En el Baxi Ferrol tiene un importante reto pues, aunque cuenta con un bloque importante de jugadoras que dan continuidad al equipo –renovaron Marina Delgado, Ani Calvo, Patri Cabrera, Carmen Fernández y Natalia Rodríguez–, la columna vertebral de la formación ferrolana es totalmente nueva. Es más, solo una de esas jugadoras, Elin Gustavsson, tiene experiencia en España tras su paso el año pasado por el Embutidos Pajariel. El resto debutará en la liga española, algunas tras una dilatada carrera, como Chatilla van Grinsven o Shelby Cheslek; y otras en su primera experiencia internacional, como Marta Miscenko, Amarah Coleman o la base Nicolette Fong, que apenas jugó unos meses fuera de su Gran Bretaña natal.
Un grupo más amplio que en años precedentes, pero también con más centímetros. Y es que si en otras campañas el juego interior podía llegar a ser el talón de aquiles del conjunto ferrolano –no por el rendimiento de Bea Sánchez y María Pérez Araújo, sino por la falta de efectivos–, esta temporada el Baxi Ferrol ha echado el resto para meter toda su artillería pesada en la “pintura”.
Aunque Martínez ya advirtió que pretende dar mayor responsabilidad a algunas de las jugadoras que ya estaban la campaña pasada, parece evidente que el peso del equipo lo llevará ese bloque de nuevas incorporaciones y, como suele ser habitual cuando la renovación es tan profunda, el Baxi Uni Ferrol necesitará un periodo de tiempo, quizás mayor que en otras ocasiones, para alcanzar su pleno rendimiento y que las jugadoras asimilen el carácter que el técnico pretende imprimir al equipo.
Y aunque el grupo todavía parece “verde”, tal y como se ha visto esta pretemporada, buena parte de ese carácter pasa por jugar con una gran intensidad, defender fuerte y hacer lo que el presidente Leopoldo Ibáñez calificó recientemente como un "juego bonito". 
Una afirmación que es también una declaración de intenciones. Volver a estar arriba sería fantástico, pero en una liga tan competitiva como la española, es complicado perpetuarse en la cima. Por eso,  si algo quieren desde el club es, ante todo, seguir divirtiendo a sus incondicionales y demostrarles que el cambio a A Malata –donde en breve estrenarán nuevo parquet– ha merecido la pena. Ese traslado, así como la llegada de dos nuevos e importantes patrocinadores como son Baxi y el grupo Clun, a través de Clesa y Unicla, son las grandes novedades, más allá del plano estrictamente deportivo, que el club maneja en este ejercicio. Con las cuentas más saneadas –que no boyantes– y una masa social por encima de los mil socios, el Baxi Uni Ferrol estrena temporada. l

Comentarios