martes 20/10/20

Remando juntas hacia el podio

Malena Barro, San Felipe, y Raquel Rodríguez, Remo Cedeira, inician hoy su camino en el Campeonato de Europa que se disputa en la ciudad de Belgrado
Barro –izquierda– y Rodríguez forman parte del cuatro sin timonel de la selección española  | s. f. / R. C.
Barro –izquierda– y Rodríguez forman parte del cuatro sin timonel de la selección española | s. f. / R. C.

Han sido más de dos meses de duro trabajo cuyos frutos se recogerán en unos pocos minutos de este fin de semana. Si bien, pase lo que pase, el Campeonato Europeo juvenil que en estas jornadas se dirime en Belgrado pasará a la historia del remo comarcal al contar con dos canteranas locales no solo en competición, sino, además, por hacerlo formando parte de la misma tripulación. 

La “veterana” Malena Barro –San Felipe Ferrol– y la “novata” Raquel Rodríguez –Remo Cedeira– han venido trabajando desde principios del pasado mes de julio en la concentración de la selección española para y ahora, con el trabajo ya hecho, lo pondrán en práctica a los remos del cuatro sin timonel estatal. “Mi objetivo era entrar en el cuatro sin, el bote A, principal, del equipo”, comenta Barro, “y estoy muy contenta”. Con este primer paso dado dentro de un equipo nacional en el que no es nueva –consiguió el oro hace poco más de un año en la Copa de la Juventud italiana en el ocho con timonel–, la dirección está clara “hay que meterse en la final e intentar conseguir medalla”, sentencia la integrante del San Felipe, consciente de que esta regata de Belgrado, en poco o nada se parece a la dirimida en aguas de Italia. 

Si bien, ella tampoco es la misma que entonces, ahora, juvenil de segundo año y con mucha más experiencia a sus espaldas, su mejoría y acople con sus compañeras en los últimos meses podría ser la catapulta al podio continental. “Si confiamos en nosotras seguramente podamos”, confirma Barro. 

Confinamiento
Y todo ello después de, recordemos, un confinamiento y las numerosas restricciones posteriores para volver a la actividad. Una vista atrás que también echa la que es nueva compañera de selección, la cedeiresa Raquel Rodríguez, en su caso un año menor que Barro. “Ni me imaginaba que este año hubiese competiciones, y la verdad es que estoy muy agradecida porque esto es lo que me gusta y pasar el verano haciendo lo que te gusta es de agradecer”, comenta la de la villa poco antes del que será su debut con la indumentaria española. 
Un estreno que será, nada más y nada menos, que en un Europeo, una circunstancia que da un poco de vértigo a la cedeiresa. “Me impone bastante, pero hay que controlar los nervios para que no te jueguen una mala pasada”, sentencia esta remera que comenzó su andadura en el remo hace casi un lustro. Fue un poco más tarde, en diciembre del pasado año, cuando vivió su primera convocatoria con la selección española, cuando supo a donde quería llegar. 

“Después de la concentración ya tenía mucho más claro que quería estar aquí”, comenta la de Cedeira y, por el medio, un encierro en el que la local mantuvo su constancia y disciplina para recoger su merecido premio. “En la cuarentena tenías que tener mucha fuerza de voluntad, estabas tú solo, sin entrenadores, y yo intentaba motivarme día a día, pensar en objetivos nuevos y al final salió bien”, recuerda. Y, al igual que su compañera Malena, una vez logrado ese primer objetivo, ahora a por el siguiente, compartiendo con la del San Felipe las esperanzas en su bote. “Confío mucho en mi barco pero no se lo que me voy a encontrar allí, pero ahora estoy muy contenta con los resultados y a disfrutar, que es lo que queda”, añade la del Remo Cedeira. 

Un Europeo que, además, podrá compartir con su compañera en la selección gallega y también amiga Barro, asimismo referente en la carrera de la cedeiresa. “El año pasado, cuando fue a la Copa yo sabía que quería ir con la se­lección y ya habíamos estado hablando de que quería entrar. Nos llevamos bien”, comenta Rodríguez. 

Camino
Y si las dos locales han seguido al dedillo el camino marcado para llegar a este Europeo, ahora solo dos, o tres regatas, las separan de ese ansiado metal continental. La primera, la cita eliminatoria, con dos billetes para la final. En caso de no lograrlo en este primer intento, en la tarde de hoy se disputará la repesca, con otros tantos pasaportes para una última cita que se dirimirá mañana por la mañana. 
"El trabajo ya está hecho", dijo Rodríguez, ahora solo queda recoger la cosecha.

Comentarios