sábado 24.08.2019

El relevo del Aldebarán ya se prueba con Galicia

Lucas Wünschamn y Álex Vizoso Jugadores de la selección gallega de voleibol cadete e infantil

Wünschamn –izquierda– y Vizoso inician hoy el Campeonato de España con Galicia  | P. P.
Wünschamn –izquierda– y Vizoso inician hoy el Campeonato de España con Galicia | P. P.

Lucas Wünschamn Porta y Álex Vizoso Sautua viven en Neda y en San Sadurniño, pero en estas líneas los van a conocer a ambos como voleibolistas del Club Aldebarán y, también, como integrantes de la selección autonómica cadete, el primero, e infantil, el segundo, y que hoy comienzan su concurso en el Nacional de Valladolid.


Wünschamn acude a esta competición estatal ya con la experiencia vivida el pasado año, en esa ocasión como infantil de segundo año, un bagaje que, sin embargo, no termina de aplacar los lógicos nervios por hacer frente a una cita de esta magnitud. “Algo siempre se está, también depende del grupo en el que te toque –en el suyo estarán una Cantabria a la que ya doblegaron hace unos días en un amistoso, Extremadura y Valencia–”, comenta el opuesto azul. Una posición –para que se ubiquen en la que, en el primer equipo, juegan el capitán Uxío y el también canterano Marcos Blanco– y “en la que suelo jugar con la selección, aunque en San Sadurniño también juego de colocador”, comenta, “soy bastante polifacético”.

Colegios
El nedense es una de esas joyas “pescadas” por el Aldebarán en su campaña puerta a puerta por los colegios de la comarca y “cuando estaba en Primero de ESO vinieron, me interesó, probé y me gustó. Cuando conocí a Parga –receptor del primer equipo y entrenador de base– ya me gustó más y a lo largo de estos años aprendes muchas cosas nuevas y quieres seguir”, analiza el local, que suma casi tres años practicando esta disciplina. Tras dejar el fútbol en segundo plano, Wünschamn y sus compañeros de selección aterrizan en Valladolid para dar mucha guerra y “haciendo las cosas bien se puede competir con equipos grandes”. Para Álex Vizoso su viaje a tierras pucelanas será un tanto distinto al de su compañero de club, ya que el infantil azul llevará a cabo su puesta de largo con la se­lección “irmandiña” de esta edad. Una llamada que alegró, y mucho, como se desprende de sus palabras al contarlo, al de San Sadurniño. “Fue una sorpresa porque no contaba y cuando recibí el whatsapp de la Federación me hizo muchísima ilusión”, cuenta el canterano del Aldebarán.


Y es que este deportista ya había intentado entrar en el combinado “irmandiño” la pasada campaña –”me convocaron una vez”, comenta– y en esta trabajó todavía más duro para conseguirlo. “Este año lo volví a intentar, pero pensé que no me iban a llamar porque no pude ir a una concentración”, cuenta Vizoso, “y estoy muy ilusionado, porque es algo que llevo intentando conseguir en los últimos dos años”. Para este campeonato, y partiendo de que “tenemos una selección mejor que el año pasado”, el local y sus compañeros intentarán ocupar la segunda plaza de su grupo –en el que forman con Murcia y Valencia– y, sobre todo, “aprender”.


A Vizoso el Aldebarán le viene, como quien dice, de familia. Con su abuelo expresidente de la entidad y su madre con experiencia en la disciplina, fue precisamente esta la que le insistió para que la probase, empujada por su propia relación con la entidad y, además, porque no era muy aficionada al fútbol, deporte que su hijo practicaba por aquel entonces. “Y cambié radicalmente al voleibol”, comenta el de San Sadurniño. Y de eso hace ya tres años, 36 meses en los que, como buen líbero, tiene en Pakito a su principal modelo. “Es mi referente desde que empecé. La gente se va a, por ejemplo, Andrés Villena, pero... Pakito es Pakito, no tiene nada que envidiarle y además es canterano”, comenta con admiración, “es un deportista que podía estar en Superliga. Es muy buen jugador y mejor persona”.

Comentarios