sábado 16/1/21

El Racing se queda helado a última hora

El equipo ferrolano perdió frente al líder Unionistas con un gol en el tramo definitivo del compromiso
Joselu intenta llevarse la pelota ante la oposición de un rival  | daniel alexandre
Joselu intenta llevarse la pelota ante la oposición de un rival | daniel alexandre

Parecía el partido ante el Unionistas el señalado para que el Racing diese el salto a las tres primeras posiciones, esas en las que pretende estar al final de la primera fase para mantener vivo el sueño del ascenso a Segunda. La derrota con la que se saldó el encuentro de ayer, sin embargo, no solamente no lo acerca a ese objetivo, sino que lo aleja de él y le hace estar más cerca de tener que pelear por objetivos mucho menores. De ahí que, llegados al final de la primera vuelta del campeonato, la reacción –sea de la manera que sea– se haga necesaria para que el club de la ciudad naval no dé por perdida la presente temporada.

Trató el Racing desde el pitido inicial de hacerle largo el partido a un rival que llegó con el tiempo justo a A Malata –el choque incluso empezó media hora más tarde de lo que estaba previsto– después de viajar el mismo día desde Salamanca. El ritmo que el equipo ferrolano le imprimió al partido, de hecho, obligó a su rival a abusar de las faltas, incluso alguna que pudo haber significado más que la amarilla con la que fue penada la acción con la que Ramiro Mayor cortó el avance hacia la portería de David Rodríguez. La acción, además, se saldó con un golpe franco al borde del área que Álex López envió desviada para cerrar el capítulo de ocasiones locales.

A partir de ahí, el partido fue perdiendo su interés. Por parte del Racing, porque su juego fue dejando de tener la precisión que había encontrado en los primeros minutos, sino que la precipitación fue la principal característica. En cambio, su rival bastante tenía con mantener el resultado y esmerarse en el trabajo defensivo –como el de Carlos de la Nava con un marcaje casi individual sobre Álex López–. Por eso, con muy poco que contar, el compromiso llegó a su intermedio tal y como había empezado.

Igualdad
Empezó mejor la segunda parte el Unionistas, protagonizando varias llegadas sobre la portería racinguista que sembraron un poco de incertidumbre en un equipo que, por contra, apenas era capaz de acercarse a la portería rival. La igualdad que se registró en estos minutos, de hecho, era el preludio de que lo que parecía que iba a ser un partido más o menos cómodo para el cuadro verde iba a ser todo lo contrario si no era capaz de estrenar el marcador del choque.

Llegados los últimos veinte minutos de partido, y a pesar de los cambios realizados por los dos equipos, el partido pareció más plano que nunca. El equipo ferrolano, sin embargo, sacó fuerzas de flaqueza en los instantes finales para sitiar a un rival ante el que empezó a generar ocasiones para marcar. Un remate de David Rodríguez, otros dos de Fer Beltrán, una colada de Pep Caballé por la banda derecha... El aroma que destilaba el encuentro en este tramo era que, por insistencia, los tres puntos se podían quedar en casa.

Sin embargo, cuando nadie lo esperaba, una acción puntual del visitante Álex Rey se saldó con un tiro desde fuera del área que se coló en la meta racinguista. Fue la puntilla para un Racing que, de esta manera, ve muy seriamente comprometidas sus posibilidades de alcanzar el primer objetivo que tenía para la temporada.

Comentarios