miércoles 21.08.2019

El Racing muestra su evolución

El equipo ferrolano goleó a O Val en un partido que utilizó para probar sus recursos ofensivos
Villarejo intenta llevarse la pelota ante la presencia de un rival  | emilio cortizas
Villarejo intenta llevarse la pelota ante la presencia de un rival | emilio cortizas

La puesta a punto del Racing de cara al campeonato liguero del grupo 1 de Segunda B, que empieza en dos semanas, continúa cubriendo etapas. Tras dedicar las primeras semanas de esta fase de preparación a mejorar su rendimiento defensivo ante rivales de igual o superior categoría, esta semana el equipo ferrolano se ocupó del aspecto ofensivo gracias a que enfrente iba a tener adversarios de inferior nivel. Y, si el pasado jueves consiguió meterle seis goles al Galicia de Mugardos, ayer le endosó nueve a O Val en un partido que apenas tuvo historia.

Poco más de tres minutos tardó el marcador en moverse gracias al cabezazo de Juan Antonio al fondo de la meta rival, anotando el primero de los cuatro tantos que ayer consiguió. Y, a pesar de que las tres categorías de diferencia entre los dos contendientes no impidieron a O Val tratar de buscar la meta contraria, en realidad no pudo crear más que cierto desasosiego en las filas racinguistas. En cambio, cada vez que el cuadro verde se acercaba a la portería rival, sí generaba auténtico peligro, que se tradujo en tres goles más.

Reacciones
El aspecto físico jugó un papel fundamental tras el descanso. Porque O Val, que solo tenía en el banquillo a cinco jugadores de campo, sufrió un par de lesiones –Jaime en la primera parte y Álvaro en la segunda– que lo obligaron a realizar dos cambios de efectivos llamados a disputar más minutos. De esta manera, el encuentro fue más unidireccional en este tramo del encuentro y los goles no hicieron otra cosa que ir sumándose al casillero racinguista. En este sentido tuvo un especial protagonismo Juan Antonio, autor de cuatro de los nueve tantos del Racing en el encuentro de ayer.

Con O Val físicamente hundido por estar en una fase de la pretemporada diferente a la del Racing, los minutos fueron pasando con el cuadro local queriendo que se llegase al final del partido y el visitante tratando de no hacer demasiado daño. Lo que había que ensayar ya estaba probado y lo único fue confirmar que el conjunto de la ciudad naval sigue cubriendo etapas antes de llegar a lo que de verdad importa, que es el campeonato liguero de la categoría de bronce.

Comentarios