martes 24/11/20

El Racing estrena su cuenta

El equipo ferrolano sumó en el feudo del Celta B su primera victoria del campeonato gracias a un tanto de Álex López solo unos minutos después de que Diego Rivas rechazase un penalti al rival
Los jugadores del Racing celebran el tanto que les dio la victoria en el partido disputado ayer en el campo de Barreiro  | real club celta de vigo
Los jugadores del Racing celebran el tanto que les dio la victoria en el partido disputado ayer en el campo de Barreiro | real club celta de vigo

El Racing ya sabe lo que es ganar en el campeonato liguero 20/21. Su victoria a domicilio sobre el Celta B le permite estrenar su casillero de victorias y, sobre todo, le da confianza para encarar desde un mejor estado anímico los siguientes compromisos a los que va a hacer frente. Es lo que necesita en una temporada como la actual, que afronta con la ambición de luchar por el ascenso a Segunda y que no permite demasiados fallos en una primera fase de solo 18 duelos.

Empezó mejor el partido el Racing que, a través de la velocidad una vez que recuperaba la pelota, creó serio peligro al filial del Celta. De hecho, en poco menos de un cuarto de hora dispuso de ocasiones que pudieron hacerle adelantarse en el marcador. Jon García, David Rodríguez, Dani Abalo y Pep Caballé, ya fuese a balón parado o en un jugada combinada, fueron los protagonistas de estas opciones que, sin embargo, no encontraron el premio que pretendía tener.

En vista de la inferioridad en la que se vio en el tramo inicial del encuentro, el Celta B apostó por reorganizarse y reforzar su parcela defensiva –pasó a jugar con una línea de tres centrales– y eso le permitió controlar mejor la pelota. A pesar de las inclemencias meteorológicas –la intensa lluvia y el fuerte viento se convirtieron, por momentos, en protagonistas de la acción–, el filial olívico se encontró más cómodo sobre el terreno de juego gracias a esta disposición y aumentó su control de la posesión de la pelota, aunque en realidad no fue capaz de generar opciones demasiado claras.

Solo un golpe franco lanzado por Alberto Solís, detenido sin grandes problemas por el meta Diego Rivas, se sumó a la cuenta de ocasiones de un Celta B que, al menos, fue el dominador del tramo final de la primera parte. Pero todo quedó por resolver para la segunda.

A pesar de recuperar su inicial línea defensiva de cuatro componentes en vez de la formada por tres centrales que le hizo mejorar en la primera parte, el Celta B prolongó el dominio que había demostrado en el tramo final del primer período. A través de la posesión de la pelota, el cuadro olívico jugó casi siempre en campo contrario. Sin embargo, su mejor ocasión la encontró a través de un penalti cometido por Seoane al llegar tarde al cruce. Alberto Solís no fue capaz de transformarlo, porque el meta Diego Rivas adivinó las intenciones de su rival y rechazó el tiro para evitar el tanto celeste.

Respuesta
Poco después de superar este susto, y con el filial celeste todavía lamentándose de la ocasión que había dejado escapar, el Racing encontró la oportunidad de decantar el encuentro a su favor a través de una falta en la medialuna del área. Ahí apareció la figura de Álex López que, con un toque sutil, mandó la pelota por encima de la barrera para materializar el tanto racinguista y dejarlo en ventaja de cara al tramo final del encuentro.

La ventaja en el marcador invitó al Racing a variar su disposición táctica y optar por jugar con una defensa de tres centrales y dos carrileros para, de esta manera, estar más cómodamente situado cerca de su área esperando los ataques del rival. De hecho, el empuje del Celta B en el tramo final del partido no fue tan intenso como en los minutos iniciales de la segunda parte y el choque fue discurriendo hacia su final sin demasiados sobresaltos.

Solo en el tiempo de prolongación una pelota hacia Manu Justo permitió a este, dentro del área, disparar para que el meta Diego Rivas se volviese a lucir para despejar la pelota. Pero ya no hubo tiempo para mucho más y los tres puntos viajaron finalmente hasta la ciudad naval.

Comentarios