jueves 22.08.2019

El Racing da el primer paso

El equipo ferrolano consigue, gracias a su triunfo sobre el Racing Villalbés, el título liguero del grupo 1, que le hará luchar por el ascenso con más opciones

Los jugadores del Racing, celebrando uno de los goles marcados en el partido de ayer  | jorge meis
Los jugadores del Racing, celebrando uno de los goles marcados en el partido de ayer | jorge meis

Nada ha sido fácil para el Racing esta temporada. Y proclamarse campeón del grupo 1 tampoco lo fue. Derrotar a su homónimo vilalbés se convirtió ayer en una misión de alto nivel por la resistencia que presentó el rival pero que, superada con éxito, permite al equipo ferrolano dar el primer paso en una temporada en la que la finalidad es volver a Segunda B. Por eso ahora el equipo ferrolano podrá relajarse para empezar a preparar la eliminatoria de ascenso que este título le permite que puede ser la única que necesite para subir.
No se alejó mucho el partido del guion que esperaba de él. Así, el Racing buscó la portería contraria desde el primer momento pero se topó con un muro –una línea defensiva de cinco integrantes y otra de tres en el centro del campo preparada para ayudar en caso de necesidad– que frustró todos su intentos. Estos, además, no tuvieron la claridad de otras veces, sino que el cuadro verde le faltó cierta claridad.


Un par de llegadas del equipo de la capital de A Terra Chá al comienzo del encuentro significaron el único peligro que el cuadro visitante fue capaz de crear. Sin embargo, su presencia defensiva fue lo suficientemente ordenada para hacer que su rival, demasiado precipitado a la hora de combinar la pelota, no fuese capaz de disparar sobre la portería contraria hasta que Fer Beltrán, al filo del descanso, disparase a las manos del meta visitante tras una gran acción individual.

Empuje
Lo que en la primera parte no había sido el Racing capaz de conseguir salió en la segunda dispuesto a obtenerlo. Así que, con una marcha más, el equipo ferrolano no solo empezó a jugar cerca de la portería visitante, sino que empezó a generar ocasiones más claras. Ya en la primera estuvo a punto de marcar, pero el cabezazo de Juan Antonio se encontró con el rechace del meta Dámaso. A la segunda, sin embargo, ya no fue lugar a la duda, porque el remate de Fer Beltrán tras el centro desde la derecha de Armental se coló sin remisión en la portería visitante para adelantar al cuadro verde.


El tanto, sin embargo, no cambió la disposición de u  Racing Villalbés, que siguió apostando por la consistencia defensiva –mantuvo la línea de cinco zagueros– para mantenerse a la espera de aprovechar una contra para tener la ocasión de marcar. Sin embargo, el cansancio hizo que sus llegadas a la portería racinguista fuesen escasas... por no decir nulas. En cambio, el Racing aprovechó una de sus llegadas para que Fer Beltrán remachase el despeje de un anterior remate de Garrido en una acción a balón parado.
Esta desventaja en el marcador sí que hizo que el Racing Villalbés se estirase más. Y, a pesar de que el partido parecía prácticamente decidido, una acción esporádica –una colada por la banda derecha de ataque que Garrido detuvo cometiendo penalti–. La transformación de José Varela hizo que el partido se presentase a su último cuarto de hora con todo por decidir. Y, a pesar de que el cuadro visitante llegó en algunas ocasiones para ponerle algo de incertidumbre al resultado, el Racing aguantó la situación para vencer.


Fue el final feliz a una historia repleta de momentos de angustia que por ahora el Racing está escribiendo con buena letra... a la espera de que acabe con el final feliz buscado.

Comentarios