miércoles 25/11/20

El Racing, en busca de su primer éxito

El cuadro verde espera traducir en un buen resultado frente al Celta B su crecimiento como escuadra
El colombiano Peñaloza intentará volver a mostrar su capacidad de desequilibrio por banda  | jorge meis
El colombiano Peñaloza intentará volver a mostrar su capacidad de desequilibrio por banda | jorge meis

Conseguir su primera victoria del campeonato es el objetivo con el que el Racing acude al encuentro que lo enfrenta al Celta B este mediodía –12.00 horas, Barreiro–. Ganar no es una urgencia, porque la primera fase liguera aún está en la segunda jornada, pero un triunfo sí le daría la confianza que necesita para no ir muy a remolque de las tres primeras posiciones, que al final de esta etapa permiten seguir con opciones de luchar por el ascenso a Segunda. Así que todo lo que no sea sumar los tres puntos mantendrá la intranquilidad.

Analizada la derrota de hace siete días frente al Pontevedra, el Racing conviene que el equipo ferrolano todavía está en fase de construcción. Por eso, aún reconociendo que en el debut liguero hizo muchas cosas bien, también es consciente de que debe mejorar otras cuantas. Por ejemplo, el funcionamiento defensivo, porque los dos partidos oficiales que ha disputado hasta ahora se han saldado con seis goles en contra y esa es una cifra que se debe rebajar sí o sí para estar entre los mejores.

Además, en el estreno liguero demostró que tiene mimbres para pelear por metas altas. En esta ocasión, incluso, suma al exterior Dani Nieto –ausente por molestias en la rodilla hace una semana y que esta jornada dispondrá de sus primeros minutos de la temporada– para aumentar la capacidad de una escuadra que demostró tener muchos recursos para generar peligro al rival. El resto de integrantes del equipo titular serán, más o menos, los mismos que jugaron hace siete días contra la escuadra granate.

Características
El único filial que hay en el subgrupo 1-A esta temporada será el rival al que hoy se enfrente el Racing. El equipo ferrolano, por eso, es consciente del tipo de adversario que va a tener delante. O sea, un conjunto que se siente más cómodo con la pelota que sin ella, que juega con mucha velocidad y ritmo y que es capaz de lo mejor y de lo peor. Es lo que el cuadro verde tendrá que tener en cuenta si quiere llevarse los tres puntos del encuentro de este mediodía.

El cuadro verde, de todas maneras, espera que el partido contra el Celta B le permita empezar a confirmarse como un equipo con la solidez necesaria para hacer frente a todo tipo de rivales. Será así como empiece a acercarse a la zona alta de la tabla clasificatoria, que es lo que pretende para seguir en la lucha por el ascenso a Segunda División. Pero, más allá del resultado, lo que el conjunto ferrolano necesita es seguir dando pasos adelante en su funcionamiento colectivo para demostrar que está llamado a escalar grandes cotas. l

Comentarios