Jueves 13.12.2018
FUENLABRADA 4- 0 RACING

El Racing se asoma al precipicio

Lo del Racing lejos de A Malata es algo más que una mala racha. Es un problema grave, muy grave, que compromete su continuidad en la categoría.

Dioni se dispone a marcar el primer tanto del partido ante la oposición del racinguista Nano  | club de fútbol fuenlabrada
Dioni se dispone a marcar el primer tanto del partido ante la oposición del racinguista Nano | club de fútbol fuenlabrada

Lo del Racing lejos de A Malata es algo más que una mala racha. Es un problema grave, muy grave, que compromete su continuidad en la categoría. Tanto, que a cuatro jornadas para el final del campeonato liguero esté en la antepenúltima posición, a dos puntos de la plaza que obliga a ganar una eliminatoria para mantenerse y a tres de las que aseguran la salvación de manera directa. En el enfrentamiento ante un Fuenlabrada que llevaba diez jornadas sin conocer la victoria, el equipo ferrolano volvió a dar la de arena y se fue con una goleada que, además de por el resultado en sí, duele por la paupérrima imagen dejada que acabó dando.
El cambio de entrenador con el que el Fuenlabrada empezó la semana no se notó en más que en la concentración con la que el cuadro madrileño saltó al campo. De hecho, más que mérito propio, si comenzó tomando las riendas del partido fue por tibieza de un rival que se enredó en intentar tocar la pelota sin ser capaz de llegar a la portería rival e incurriendo en pérdidas peligrosas. El cuadro local, por contra, aprovechó uno de los múltiples errores de posicionamiento d el conjunto visitante para adelantarse en el marcador gracias al tanto con el que Dioni resolvió una contra creada gracias a los espacios dejados por el rival.
El gol, sin embargo, no tuvo efecto “espabilador” en el Racing, mientras que al Fuenlabrada sí que lo tranquilizó. Por eso, las llegadas a la meta rival seguían correspondiendo a la escuadra local y por contra apenas hubo noticias de la ferrolana –que además tuvo que reemplazar por lesión a Fran Sota, el jugador que iba a ejercer de referencia ofensiva ante la ausencia de Joselu–. Así que la llegada al descanso fue más preocupante por la imagen que se estaba dando que por el resultado en sí mismo.

Intento
Solo al empezar la segunda parte se vio que la desventaja obligaba al Racing a dar un paso adelante si no quería irse de vacío ante un Fuenlabrada que, por contra, apostó de manera decidida por pertrecharse en su zona defensiva para buscar su opción a la contra. Fue por eso por lo que las ocasiones se repartieron por los dos bandos, dentro de un partido jugado a menor ritmo que en la primera parte. Pero, salvo un disparo de Brais Abelenda que se marchó ligeramente desviado, el cuadro verde no fue capaz de crear peligro sobre la portería de un rival que apenas pasaba apuros en su intento por poner punto final a la mala racha que estaba pasando.
Parecía que el segundo gol de los locales le iba a poner las cosas más complicadas al Racing... pero en realidad ni siquiera dio tiempo a que apareciese esa sensación. Al contrario, ni un minuto después de que Juanma cabecease al fondo de las mallas una jugada a balón parado, una pérdida de balón del equipo ferrolano tras sacar de centro permitió a Randy, tras hacer la pared con Dioni, mandar el balón al fondo de las mallas y terminar de “matar” el enfrentamiento.
Quedaban poco más de diez minutos para el final del encuentro y, aunque el Racing intentó maquillar el resultado –Juan Mera, a través de un disparo lejano que rechazó el portero del Fuenlabrada, tuvo la única ocasión clara–, en realidad lo único que pasó es que el cuadro madrileño aumentó su renta gracias a un penalti tras parar una internada en el área convertido por Dioni.
Y menos mal que un fuera de juego evitó que el quinto subiese al marcador. Ya era bastante castigo para un equipo que asoma cada vez más al precipicio del descenso. Quedan cuatro jornadas para eludir lo que parece inevitable.

Comentarios