jueves 14.11.2019

La puesta a punto sube un escalón

El Racing se mide al Pontevedra, de su misma categoría, en el segundo partido de pretemporada 
Las nuevas incorporaciones tratarán de seguir acoplándose al equipo  | emilio cortizas
Las nuevas incorporaciones tratarán de seguir acoplándose al equipo | emilio cortizas

La puesta a punto del Racing para el campeonato liguero de Segunda B sube de nivel. Después de enfrentarse el pasado sábado al As Pontes, rival de inferior categoría, su siguiente rival es el Pontevedra, que será su adversario en el torneo de la regularidad de la categoría de bronce. Lo será con motivo de la sexagésimo edición del Trofeo Luis Otero, que se celebra esta tarde –20.30 horas, Pasarón– y que para el cuadro de la ciudad naval es su segundo ensayo de esta fase de preparación –para el de la ciudad del Lérez será el primero–.

Con más de una docena de sesiones de entrenamiento a sus espaldas, el grupo que dirige Emilio Larraz tratará de dar un paso más en su crecimiento como equipo. Por ejemplo, una de las cosas que espera mejorar es su funcionamiento defensivo, que en el primer partido de pretemporada vio cómo su rival le marcaba en el primer minuto de juego. Además, el cuadro verde confía en estar más acertado en ataque que el pasado sábado, cuando generó muchas ocasiones ante la portería rival pero no fue capaz de marcar hasta cerca de cumplir el tiempo reglamentario.

Consolidado
Con la plantilla prácticamente cerrada –con veinte jugadores, el club ferrolano solo está a la espera de si el Deportivo vuelve a ceder a Joel López–, el equipo de la ciudad naval tiene la ventaja de que quince se mantienen con respecto a la pasada temporada. De esta manera, el funcionamiento del colectivo está bastante consolidado y eso ahorra semanas de preparación para, de esta manera, llegar al principio del campeonato a bien nivel.

También brinda el partido de esta tarde la ocasión de seguir viendo las evoluciones de Ebuka y Hassane, los dos futbolistas africanos que están a prueba en el equipo ferrolano. El primero, que el pasado sábado jugó en O Poboado la segunda parte, y el segundo, que participó en la media hora final –tiempo en el que le dio tiempo a marcar–, dejaron buenas sensaciones. Pero será ahora, contra rivales de más categoría, cuando se vea si están capacitados para ayudar al club ferrolano –en el caso de Hassane, juvenil, en el equipo antesala del cuadro sénior–.

La sesión de entrenamiento de esta mañana determinará qué jugadores están disponibles para hacer frente al partido de esta tarde.

Comentarios