Jueves 27.06.2019

Un proyecto que busca dar pasos hacia Segunda

En el club no se quieren obsesionar con lograr un nuevo ascenso

Quique Fornos, en la imagen, ocupa plaza sub 23
Quique Fornos, en la imagen, ocupa plaza sub 23

Al igual que en la pasada temporada, todos los integrantes del Racing, desde dirigentes hasta futbolistas de la plantilla, asumieron el reto del favoritismo para alcanzar el ascenso a la Segunda B y de que el único objetivo marcado era ese, para la próxima campaña el rol del cuadro departamental cambiará en su retorno a la categoría de bronce del fútbol español.

Ayer, el director deportivo del Racing, Carlos Mouriz, y el entrenador, Emilio Larraz, se vieron las caras, tras unos días de descanso, para empezar a planificar la próxima temporada y ver las líneas que se van a seguir a la hora de confeccionar el equipo.

En principio, el único jugador que no tiene contrato para la próxima temporada es Moreira, ya que llegó solo para ayudar al cuadro verde unos meses, mientras que en el caso de Quique Fornos, tendría una opción de salir, pero se espera que se quede.

Los demás, salvo Joel y Chema, que pertenecen al Deportivo al terminar el tiempo de cesión, tienen contrato en vigor para la próxima campaña, la mayoría porque lo tenían firmado y en otros casos, como el de Javi Rey, porque el club decidió ampliar su vinculación en el momento que sufrió la grave lesión de rodilla.

Además, Joselu, también acabó el compromiso con el conjunto departamental, pero el director deportivo destaca que “tenemos un acuerdo verbal y para mí, en muchos casos, las palabras valen más que los papeles”.

Sin embargo, el hecho de que todos esos tengan compromiso para la próxima temporada, no quiere decir que todos se vayan a quedar en el equipo y eso es lo que empezaron a mirar ayer Mouriz y Larraz y seguirán analizando en la jornada de hoy, antes de ver con quiénes deciden quedarse y los que tendrán que buscar su futuro en otros lugares.

Hay que tener en cuenta que Quique Fornos y Javi Sanmartín seguirán ocupando plazas sub 23, por lo que el resto son sénior, lo que lleva a que solo haya una plaza libre.

Los planes del club son seguir dando pasos al frente y buscar algunos refuerzos de garantía que den un salto de calidad al equipo para llevar una temporada tranquila y, porque no, luchar por meterse en la promoción de ascenso, aunque son conscientes de que en el grupo tendrán rivales de gran categoría, por lo que no será una tarea fácil.

Por el momento, se está analizando todo con calma antes de tomar decisiones y no se espera que hasta principios de la próxima semana se empiecen a saber los jugadores a los que se les abrirá las puertas para que busquen otro destino.

Comentarios