RACING 3- 0 ATLÉTICO DE MADRID B

Por el camino correcto

Hay un abismo entre lo que se esperaba que fuera el Racing esta temporada y lo que ha resultado ser. Pero en encuentros como el que jugó frente al Atlético B

Por el camino correcto
Racing de Ferrol contra Atletico de Madrid B
Racing de Ferrol contra Atletico de Madrid B

Hay un abismo entre lo que se esperaba que fuera el Racing esta temporada y lo que ha resultado ser. Pero en encuentros como el que jugó frente al Atlético B dejó, por momentos, pinceladas de lo que pudo haber sido. No solo por la victoria y tres puntos que, aunque lo mantienen en la penúltima posición, aumentan sus opciones en la lucha por la permanencia. Sino porque ofreció una imagen de solidez que no se recordaba y que permite tener un cierto optimismo de cara a las nueve jornadas que quedan.

Empezó el partido siendo tan consciente del Racing de que muchas de sus opciones de permanencia van a depender el rendimiento que tenga en sus partidos en A Malata como que su rival, por su condición de filial, le iba a complicar las cosas. De hecho, a pesar de que ambas escuadras se alternaron a la hora de llegar a la portería rival en los primeros minutos, el cuadro “colchonero” lo hizo con un poco más de peligro, incluido un tanto anulado a Emaná por una posición de fuera de juego que no era.
Con el paso de los minutos, el cuadro de la ciudad naval fue mejorando sus prestaciones sobre un terreno de juego que no favorecía demasiado la combinación. Y la recompensa la encontró poco antes del descanso cuando Joselu encontró camino por la banda izquierda, pasó a la frontal y ahí Maceira, con un tiro colocado, permitió a la escuadra racinguista irse al descanso en ventaja.

Control
El Racing sacó del armario el traje de equipo sólido de cara a conservar en la segunda parte la ventaja que había adquirido en la primera. Fue así como tuvo controlado el partido, evitando las llegadas de un rival que, sin embargo, poco a poco fue adelantando líneas para acercarse a la portería racinguista forzando varios saques de esquina consecutivos.
Lo que pasa es que los riesgos que tomó el filial atlético provocaron que dejase más huecos en defensa, una cosa que el cuadro verde aprovechó enseguida. Fue tras una jugada de Seoane desde la banda derecha que, tras pasar por las botas de Maceira, llegó a pies de Pablo Rey, que remachó la pelota al fondo de las mallas. Eso dejó al cuadro verde en una situación inédita esta temporada y, aunque el cuadro visitante no se dio por vencido, la situación ya era clara para la escuadra de la ciudad naval.
No se recordaba un final de partido tan plácido por estos lares. Y más después de que Armental consiguiese el tercer tanto del Racing, materializado tras el pase de Pablo Rey. Fue el tanto que acabó de sentenciar el partido y demostrar que la permanencia sí que es posible. Para ello solo necesita repetir más veces lo hecho en el partido de ayer, una cita en la que demostró que puede conseguir la permanencia que tan complicado parecía.