Miércoles 20.03.2019

Oportunidad de enmendar el rumbo

El Racing quiere volver a vencer tras cuatro jornadas sin hacerlo

Joselu espera ayudar, a través de goles, a que el equipo ferrolano vuelva a la senda de la victoria  | jorge meis
Joselu espera ayudar, a través de goles, a que el equipo ferrolano vuelva a la senda de la victoria | jorge meis

No es muy recomandable para un aspirante al título llevar cuatro jornadas sin conocer la victoria. Y menos que haya recibido nueve tantos en los tres últimos encuentros. Todo eso, sin embargo, le ha pasado en las últimas semanas al Racing, que necesita cambiar de rumbo para retomar las aspiraciones con las que empezó el campeonato liguero, que las vio comprometidas tras un discreto arranque, que las encarriló gracias a un excelente tramo central y que ahora las vuelve a tener en entredicho. El partido que lo enfrenta al Arosa esta tarde –17.00 horas, A Malata– le brinda la posibilidad de volver al buen camino y alejar los fantasmas que lo acechan.

Dos puntos de los últimos doce que se han puesto en juego podían tener consecuencias sensiblemente peores a las que han tenido para el Racing. Porque el equipo ferrolano no solo no se ha descolgado de la lucha por la primera posición, sino que los malos resultados de muchos de sus rivales directos hacen que, a once jornadas del final de la liga regular, siga a tiro de alcanzarla –solo un punto lo separa del liderato–. Incluso su ventaja sobre el quinto clasificado se mantiene en los diez puntos, así que lo que sea capaz de conseguir a nivel clasificatoria dependerá de su propio rendimiento.

Precariedad
La escasez de efectivos es el principal condicionante que el Racing tiene que hacer frente en el campeonato liguero. El último en caer a la lista de lesionados ha sido el portero Diego Rivas –con una contusión en la rodilla sufrida en el partido de la semana pasada frente al Compostela–, aunque esta vez al menos el equipo ferrolano dispone de dos recambios del primer equipo. Y eso hace que, aunque justo de recursos, el cuadro verde está convencido de poner en liza un once titular de garantías como para llevarse la victoria, un triunfo que le permitía acabar con la mala dinámica en la que está.


Porque, a pesar de que los resultados no estén siendo especialmente buenos, el cuadro verde ha dejado en los últimos encuentros pinceladas de lo que es capaz de hacer. Así que su intención es que los momentos –o incluso períodos enteros– en los que ha brillado se conviertan en el mayor número posible de minutos para que, de esta manera, esté más cerca de la victoria. Será la forma de enmendar el rumbo tras la mala racha de las últimas semanas y, de esta manera, que las opciones de proclamarse campeón vuelvan.

Comentarios