lunes 17.02.2020

Medio siglo de vida del balonmano en Pontedeume

La entidad celebró unos emotivos actos y duelos en la villa
Foto | Jorge Meis
Foto | Jorge Meis

Un emotivo éxito. Así fue la celebración del quincuagésimo aniversario del balonmano en Pontedeume, nacido hace ya medio siglo en el seno de la Sociedad Deportiva Eumesa, cuyo nombre la entidad ha cedido en esta campaña al club para celebrar los 50 años de promoción y vida de la disciplina en la villa. 

Unos actos que comenzaron ya en la jornada del viernes con una presentación de los diferentes actos a celebrar y una charla de algunos de esos pioneros de este deporte en el concello. Unos jugadores que posteriormente pudieron verse reflejados en algunas de las instantáneas que se pueden ver en la exposición, que con motivo de este aniversario, se inauguró en la Casa da Cultura eumesa, con, no solo fotografías, sino también material de las diferentes épocas de la entidad. Unos actos en los que quedó claro que la semilla del balonmano germinó y sigue creciendo en Pontedeume y que se pudo seguir comprobando al día siguiente, en el que A Casqueira se convirtió en capital gallega de la disciplina. 

Con los veteranos eumeses abriendo fuego en un duelo ante asimismo exjugadores de la comarca y de formaciones de Asturias y León –entre ellos del propio Ademar–, el partido sirvió asimismo para el reencuentro de viejos conocidos y amigos. Un programa que dio paso al duelo de liga entre la Eumesa y el Rasoeiro, en un partido al que los anfitriones les costó entrar, quizá por lo tempranero del horario. Una circunstancia que supo aprovechar su rival para hacerse con una ventaja inicial que supo administrar a la perfección hasta el final del duelo, como indica el técnico José Deus. Y aunque los locales se pusieron a dos en la segunda parte, la mayor veteranía visitante sirvió para ganar 23-29 y “aguar” un tanto el aniversario eumés. 

Un traspié que se olvidó pronto, merced al buen duelo disputado por los equipos de Asobal Cangas y Ademar León, muy igualado y con triunfo final de estos últimos en un atestado pabellón de A Casqueira. Un choque en el que, además, se realizó un homenaje a los primeros integrantes de la Eumesa, a los que se les hizo entrega de una fotografía de esa primera formación que plantó el balonmano en la villa.

Comentarios