jueves 28.05.2020

¿Liga Galega, sí o no?, y otras preguntas de los locales

Mugardos, Cedeira y Narón solo competirían si se garantiza un protocolo que ven de díficil desarrollo
Los mugardeses
están considerando
seguir el camino
tomado por A Cabana
de renunciar a
participar en la cita
| lgt
Los mugardeses están considerando seguir el camino tomado por A Cabana de renunciar a participar en la cita | lgt

A Cabana abrió esta semana la caja de pandora con su anuncio de que finalmente no participará en la Liga Galega de Traiñeiras si esta llega a celebrarse. Un paso al frente que comparten y entienden muchos otros clubes militantes en esta competición, mientras que otros tantos, quizá más, optan por salir al agua después del trabajo realizado por sus deportistas durante todos estos meses. Los ferrolanos agitaron el árbol y quizá no tarden mucho tiempo en caer otras manzanas.

En este “árbol” también están las traineras locales del Club do Mar de Mugardos, Cedeira y Narón, cuyos representantes lo tienen claro, lo primero es la seguridad y lo segundo una competición cuya fecha de inicio podría demorarse hasta el 18 julio, en caso de comenzar, toda vez que la inicial –el 27 de junio– parece prácticamente imposible por, entre otros aspectos, plazos de trabajo de los deportistas.

Dudas y preguntas

Y es que las dudas y preguntas de estas entidades locales, a buen seguro compartidas por otros clubes, son todas las imaginables.

¿Qué pasará si nuestros remeros menores no tienen autorización para remar? ¿Cómo vamos a hacer los desplazamientos si no podemos ir diez o los que sean en una furgoneta? ¿De dónde vamos a sacar el dinero para poner en funcionamiento los protocolos de seguridad necesarios? ¿Cómo vamos a cumplir estos en una trainera donde estás a 20 centímetros del compañero, sudando, con respiración agitada, escupiendo... si remar con mascarilla es imposible? ¿Es ético y moral gastar 5.000 euros en una regata cuando el comercio local está arruinado o se suspenden las fiestas? ¿Qué respuestas vamos a tener de Capitanía o de Puertos para solicitar la celebración de las regatas?

Y así hasta lo que les alcance la imaginación. Son más las preguntas que las respuestas de los locales que, como los de Mugardos, indican “no lo vemos claro”, comenta Guillermo Pereira, “vamos a esperar un poco, aunque estamos valorando y considerando muy en serio seguir el camino tomado por A Cabana”. Y es que como indica el dirigente deportivo “el papel lo aguanta todo bien”, pero en su mente está la imagen de 17 traineras en la explanada local y las más de 400 personas que se puedan reunir con motivo de cualquier regata. Y con esta fotografía no tiene reparos en afirmar que “por mí ya hubiese suspendido la liga”, por aspectos económicos y principalmente de seguridad, ya que “sería un gran cargo de conciencia si un remero se enferma o si le contagia a alguien, muchos conviven con gente de riesgo”., añade.

Riesgo

Un pensamiento que también aflora en el discurso de Chema Hermida, presidente del Remo Cedeira “doce de nuestros 19 remeros están con personas de riesgo y no se va a arriesgar”, sentencia “compartimos la postura de A Cabana”. Para el cedeirés la disputa de la liga la ve “complicada y el club no saldrá si no hay seguridad de que se puedan cumplir los protocolos”. Eso sí, también añade que “si se reanuda en otras condiciones y los remeros dicen que quieren competir, yo me apartaré a un lado”.

En la misma línea de pensamiento, si bien con una postura más firme sobre su presencia en la competición, se manifiesta el Remo Naron en boca de su directivo y expresidente Nacho Cabana. “A día de hoy el club quiere salir, pero hay que ver qué medidas, protocolos se adoptan y cómo se van a implantar”.

Seguridad

Y es que el tema de cómo serán esas medidas de seguridad y cómo se tendrán que organizar las regatas es uno de los puntos más “calientes” de este debate cuya resolución parece estar cada vez más cerca. “No todos los clubes tenemos los mismos medios. La Liga elaboró un protocolo muy suave, el de la Eusko Label es mucho más estricto y aun así Sanidad le hizo cambiar varias cosas. ¿Vamos a salir nosotros con uno mucho más abierto? ¿Por qué? ¿Y a quién poner con la responsabilidad de coordinar ese protocolo de seguridad?”, se pregunta lógicamente el cedeirés Hermida y “¿de dónde vamos a sacar el dinero para estos protocolos, médico, seguridad, test...?”, añade Pereira.

Con el apoyo de patrocinadores y apoyo de sus respectivos concellos sobre la mesa en estos momentos –si bien apuntan a que no se sabe cómo será debido a lo cambiante de la situación–, tanto Hermida como Pereira miran un poco más arriba que a la Eusko Label y coinciden en afirmar que si ya se suspendieron los Juegos Olímpicos es porque, en casos como el del remo, “se sabe que no se pueden cumplir los protocolos, es inevitable, no hay distanciamiento”, dice el mugardés, a lo que el dirigente del club cedeirés añade que “¿y vamos a ser nosotros los que salgamos al agua?”, se pregunta. “La gente empieza a estar ya cansada psicológicamente y creo que si no hay liga será más un alivio y quitarse un peso de encima que otra cosa”, sentencia el de la villa. l

Comentarios