sábado 16/1/21

Con la idea de mejorar cada semana

El entrenador del Racing espera que el equipo tenga cada vez más “control” de los enfrentamientos
Larraz, en el
partido disputado
contra el Pontevedra
en el campo de
A Malata | jorge
meis
Larraz, en el partido disputado contra el Pontevedra en el campo de A Malata | jorge meis

Más allá de los resultados, el entrenador del Racing, Emilio Larraz, tiene claro que su intención es que el equipo ferrolano mejore cada semana. “Eso nos acercará más a la posibilidad de ganar”, dice. En eso consiste su trabajo –“todo necesita un tiempo de rodaje, porque si no sobraríamos los entrenadores, los preparadores físicos... Se trataría solo de fichar jugadores y ponerlos en el campo”, recuerda– y de cara al partido contra el Zamora cree que “estamos preparados para dar una sensación mejor que el domingo pasado, pero enfrente vamos a tener un rival que nos va a incomodar mucho”.

Por eso, con vistas al duelo ante uno de los diez equipos que han ganado sus dos primeros partidos del campeonato, el entrenador cree que “es importante, igual que de cara al futuro, que vayamos teniendo más control de partido”. Así que, frente a un adversario del que destaca que “tiene mucho ritmo e intensidad defensiva, capacidad de presionar arriba, de jugar bien a los espacios gracias a que tiene jugadores rápidos”, Larraz considera que “si somos capaces de crecer en este sentido nos irá bien”.

El entrenador zaragozano está convencido de que “este Racing va a tener más opciones de ganar si es capaz de marcar el ritmo y tener el control del partido que si se trata de encuentros demasiado alocados. No tenemos el perfil de ir jugando todo el rato a ida y vuelta”. De todas maneras, recuerda que con solo dos jornadas disputadas no se pueden hacer análisis demasiado definitivos porque, como explica, “a estas alturas lo lógico es que los equipo estemos a medio hacer y estemos buscando el camino. Ninguno tiene ahora la certeza de que el suyo es el acecuado, eso lo irá marcando el terreno de juego”.

Solidez

Con la vista puesta a terminar la primera fase entre los tres primeros de la tabla clasificatoria, Larraz es consciente de que “en una categoría tan igualada como Segunda B, tienes que ser un equipo sólido, que conceda muy poco, que sea muy poco vulnerable”. Por eso pretende que los momentos en los que se dedica sobre todo a defender sean cada vez más cortos. “Esperemos reducirlos a través del balón y luego, también a través de los momentos en los que tengamos balón, seamos capaces de generar más ocasiones. Se trata de que, sin perder la solidez, seamos un equipo con mayor control de partido, con o sin balón”, explica.

Por eso, a pesar de que los resultados “despistan”, de cara partido el Racing saca lecciones de las cosas que hace bien y las que realiza mal. Las primeras intenta mantenerlas al domingo siguiente, mientras que de las segundas lo que trata es de corregirlas para ir mejorando sus prestaciones. l

Comentarios