sábado 20.07.2019

Habrá que seguir luchando

O Parrulo no pudo dejar vista para sentencia su continuidad en Primera División al perder frente al Naturpellet Segovia, ante el que pagó los graves errores que cometió durante el segundo período

Roger Bermusell intenta llevarse la pelota entre Iago Martínez y Raya  | daniel alexandre
Roger Bermusell intenta llevarse la pelota entre Iago Martínez y Raya | daniel alexandre

O Parrulo tendrá que seguir luchando en pos de la permanencia. Ayer tenía la oportunidad de dejar casi sentenciada su continuidad en Primera en el partido contra el Naturpellet Segovia, el rival que establecía la frontera con los puestos que conducen al dedescanso. Sin embargo, la derrota que sufrió deja en solo tres puntos la renta que tiene con este adversario, que sigue en la zona que implica perder la categoría. Al menos, el cuadro de la ciudad naval salvó el “average” particular, así que en caso de empate quedaría por delante.

No empezaron demasiado bien las cosas para O Parrulo que, además de notar cómo su rival entraba mejor en el partido, se vio por detrás en el marcador ya en el segundo minuto de juego después de que Chus marcase el primer tanto de la escuadra visitante. Sin embargo, el equipo ferrolano tuvo la suerte de que, en esta fase complicada, consiguió el empate después de que Isma remachase a la red una falta cuya estrategia salió perfecta para los intereses locales.

El paso de los minutos fue tranqulizando la situación de un partido que destilaba tensión por lo mucho que se jugaban los dos equipos. Es algo que se vio en acciones como una falta de Illi que el Naturpellet Segovia reclamó como tarjeta roja o una acción sobre Rubi Lemos en la que el cuadro de la ciudad naval pidió lo mismo. Sin embargo, lo único que de verdad subió al marcador fue una jugada combinativa que, resuelta por Miguel, puso al equipo ferrolano por delante en el resultado del duelo.

Porque de ahí al descanso ya no hubo mucho más que contar al margen de que O Parrulo se esforzó en mantener la renta que tenía y su adversario no era capaz de encontrar la manera de hacer daño a un rival que, en cambio, se iba encontrando cada vez más cómodo sobre la cancha.

Relajación
Vista su ventaja en el marcador, O Parrulo apostó decididamente por replegarse en busca de mantener la renta que tenía. Y aunque el Naturpellet Segovia asumió que debía ser el que arriesgase en busca de la portería contraria, en realidad no fue capaz de crear peligro sobre la meta rival. Solo en una accióin a balón parado encontró premio cuando Antonio Diz mandó al fondo de las mallas un saque de esquina.

Puede que por la tranquilidad de saber que el empate no era un mal resultado para sus intereses o por un exceso de confianza, el caso es que en pocos minutos O Parrulo incurrió en dos errores defensivos graves –sendas pérdidas de Rubi Lemos y Adri a la hora de sacar la pelota– y su rival lo aprovechó para marcar dos tantos. Ahí el equipo ferrolano apostó por la estrategia del juego de cinco que tan buen resultado le había dado en el último partido en A Malata.

El gol de Moreno en la primera acción que se jugó en esta situación parecía vislumbrar que la remontada era posible. Sin embargo, esta vez le faltó a O Parrulo la claridad de aquella ocasión y, a pesar de no parar de intentarlo hasta el final –Attos, en el último segundo, disparó al poste– no acertó a batir la meta de un rival que también tuvo opciones. Asi que la derrota retrasaa lo que O Parrulo sigue teniendo al alcance de su mano.

Comentarios