viernes 22/1/21

Un gran inicio del Noia mata a O Parrulo

El cuadro ferrolano, reforzado por jugadores del filial, fue de menos a más en una contienda que se decidió antes del descanso
Morioka fue uno de los jugadores más activos en el partido de ayer | Daniel Alexandre
Morioka fue uno de los jugadores más activos en el partido de ayer | Daniel Alexandre

El fulgurante arranque de un Noia que fue a por el partido desde el pitido inicial marcó las diferencias en una contienda en la que O Parrulo, plagado de jugadores del filial, mejoró con el paso de los minutos.

Los anfitriones comenzaron a acumular ocasiones de goles nada más arrancar la contienda y, de hecho, en el minuto 3 lograron adelantarse con un tanto de Pirata. El Noia, líder invicto de su grupo y con un equipo conformado para luchar por el ascenso, demostró su intensidad con una presión que maniató a un O Parrulo que cometía un error tras otro.

Su adversario supo aprovechar esto para plantarse en reiteradas ocasiones ante la meta de Espíndola y, en el minuto 8, llegó el segundo tanto local, obra de Luisma.

El choque se abrió más y cayeron ocasiones por ambas partes. O Parrulo no supo aprovechar las suyas, en los pies de Morioka y William pero, por el contrario, el Noia Portus Apostoli se mostró implacable y Rivera, a los 11 minutos, hacía el tercero para los de casa, que dejaban el partido casi encarrilado. Sobre todo porque el control absoluto que ejerció del juego volvió a materializarse en un nuevo tanto, en este caso de Pope, a dos minutos del descanso. El paso por los vestuarios mejoró la cara de O Parrulo que, consciente de que la remontada era difícil, regresó a la pista con el propósito de, al menos, dar una imagen más competitiva y aprovechar los minutos que restaban para crecer como equipo.

Con más poso y tranquilidad, el cuadro departamental “subió” su defensa y comenzó a generar más problemas a su oponente. No fue suficiente eso para impedir el quinto gol del Noia pero, a partir de ahí O Parrulo estuvo más suelto. Redujo distancias con un tanto de William y generó ocasiones suficientes como para marcar algún gol más.

La polémica del choque llegó a siete minutos del final cuando, un ambicioso Noia puso en la cancha a un portero-jugador, a pesar de ganar 5-1. Su disposición táctica fue recriminada airadamente desde las filas departamentales y el partido se volvió más tenso, por lo que de ahí al final poco más juego se pudo ver.

El adiós a la Copa hará que los ferrolanos se concentren en retomar el pulso a la liga y a la permanencia.

Comentarios