martes 20.08.2019

Gómez Noya remonta para acabar segundo en el Europeo

El departamental estuvo acompañado en el podio por Pablo Dapena, que acabó en la tercera posición

Gómez Noya, durante una prueba disputada recientemente
Gómez Noya, durante una prueba disputada recientemente

A doce segundos tan solo se quedó Javier Gómez Noya de engordar su palmarés con un nuevo título, en este caso el de Campeón de Europa de Medio Ironman (70.3). El departamental protagonizó una espectacular remontada pero le faltó terreno para arrebatar la victoria al norteamericano de origen belga Rodolphe Von Berg, quien finalmente se hizo con el triunfo. El también gallego Pablo Dapena completó el podio de una competición que contó con un elevado nivel y que no se resolvió hasta los kilómetros finales.

Con un buen número de victorias ya en esta disciplina, además de su nutrido botín en las pruebas ETU, cada vez que el departamental se enfunda el mono de licra inevitablemente lo hace con la vitola de favorito para subirse al podio. Ayer, en el campeonato disputado en la localidad danesa de Elsinore, Gómez Noya cumplió con los pronósticos desplegando todo su potencial, sobre todo, en la carrera a pie.


El departamental fue el más rápido en completar el primer tramo de natación, que discurrió en aguas del puerto de la localidad, con Pablo Dapena siguiendo su estela. Su buen registro lo situó en una inmejorable posición para controlar la carrera una vez que el pelotón se subió sobre la bicicleta para afrontar el segundo segmento.

Sin embargo, ayer eran muchos los triatletas con aspiraciones de destacar en una prueba en la que el local Miki Taagholt buscó sus minutos de gloria imprimiéndole un elevado ritmo a la carrera que le permitió escaparse del gran grupo. Von Berg tardó diez kilómetros en darle caza y, aprovechando ese impulso, abrió una brecha respecto a Javier Gómez Noya y compañía que al final resultó definitiva.


Y es que, completados los 90 kilómetros de ciclismo, el estadounidense se plantó con tres minutos y medio de ventaja en la última transición justo antes de encarar el tramo definitivo de la carrera, un medio maratón que, sobre el papel, favorecía a los intereses de Gómez Noya y Pablo Dapena.


De hecho, con un promedio de 3:15, el ferrolano, que comenzó a correr en la séptima plaza, emprendió una lucha contra el crono tratando de recortar diferencias. La ventaja de Von Berg comenzó a menguar de forma alarmante y, así, a solo tres kilómetros del final, Gómez Noya se situaba a 22 segundos del liderato. Todavía rebajaría más las diferencias antes de que el estadounidense se hiciese fuerte de nuevo y, sufriendo sobre el asfalto, conservase su primera posición hasta cruzar la línea de meta.

Comentarios