lunes 16.09.2019

Gómez Noya acaba séptimo en su segundo test mundial

El triatleta ferrolano no tuvo su mejor día en la prueba de Medio Ironman celebrada en Niza
Javier Gómez Noya, durante la prueba celebrada ayer en Niza  | jgn
Javier Gómez Noya, durante la prueba celebrada ayer en Niza | jgn

Ocho días después de colgarse la medalla de bronce en las Series Mundiales –undécimo podio de su carrera en los diferentes formatos en los que se resuelve el título mundial–, Javier Gómez Noya no pudo sumar otro en la modalidad 70.3 Medio Ironman, cuyo título se resolvió ayer en la localidad francesa de Niza. El triatleta ferrolano no pudo pasar de la séptima posición en una carrera que resultó especialmente dura tanto por calor que se registró durante la prueba pero, sobre todo, por el nivel que demostron sus adversarios.

Aunque en el segmento de natación Gómez Noya mantuvo el tipo –completó los 1.900 metros a nado en la séptima posición a solo siete segundos del líder, que era el australiano Amberger—, el triatleta ferrolano empezó a perder tiempo después de la primera transición. En el tramo de ciclismo, de 90 kilómetros de longitud y en el que no estaba permitido el “drafting” –o sea, ir a rueda–, Gómez Noya vio cómo sus rivales iban aumentando su distancia hasta completar este tramo en la decimotercera posición, a más de seis minutos de un terceto cabecero compuesto por el estadounidense von Berg, el británico Alistair Brownlee y el noruego Iden.

Desfondado
Llegado al medio maratón con el que finalizaba la carrera, y a pesar de que tras la segunda transición tomó la cabeza de la prueba, Brownlee acusó en este segmento el desgaste de los dos anteriores y en poco más de cinco kilómetros se vio superado por el noruego Iden, que lo dejó atrás enseguida para encaminase hacia una victoria que acabó celebrando al cruzar la línea de meta con más de dos minutos de ventaja sobre el triatleta británico. La tercera posición, mientras, fue para el estadounidense von Berg, que apenas tuvo opciones ni de escalar de este lugar ni de llegar a perderlo por el empuje de sus rivales.

A Gómez Noya, en cambio, el marcar el cuarto mejor tiempo de todos los participantes en la carrera a pie –por detrás de Iden, Kienle y Blummenfelt– no le bastó para tener opciones de colarse en el podio. El triatleta ferrolano sí que estuvo cerca de acabar entre los cinco primeros gracias al buen rendimiento de la primera parte de la carrera a pie, pero el descenso de su ritmo en los últimos kilómetros hizo que acabase la prueba con un tiempo de 4h.01:30, a casi diez minutos del ganador de la carrera.

El triatleta ferrolano explicó tras la prueba que los percances sufridos en el último mes fueron los que le llevaron a rendir por debajo de su nivel en las pruebas mundiales a las que hizo frente últimamente.

Gómez Noya acaba séptimo en su segundo test mundial
Comentarios