domingo 31.05.2020

Garrido: “Me gustaría acabar la liga, pero de una manera segura”

Al defensa del Racing no le importaría que el campeonato se prolongase más allá del 30 de junio
Garrido lucha con un jugador del Internacional por llevarse la pelota en un duelo de esta campaña  | jorge meis
Garrido lucha con un jugador del Internacional por llevarse la pelota en un duelo de esta campaña | jorge meis

Tres semanas más durará por lo menos el estado de alarma decretado por el Gobierno y el confinamiento que a ello obliga. Y, a pesar de que la sombra de la suspensión de las ligas planea por el fútbol español, el defensa racinguista Garrido se suma a la posición de RFEF y LFP, que dan prioridad a finalizar los campeonatos. Eso sí, el central cántabro sentencia que “tiene que ser cien por cien segura principalmente para los futbolistas, que somos los que nos vamos a exponer”.

Garrido, de hecho, considera que “no podemos ponernos en riesgo ni aficionados ni futbolistas y tirar por tierra lo que hemos andado hasta ahora”. Y, aunque reconoce que “seria un poco feo jugar a puerta cerrada”, también expone que “a lo mejor sería lo más lógico. Pero me gustaría que pronto se encontrase una solución, que se volviese a la normalidad... pero de una manera segura”.

Tantas ganas de fútbol tiene Garrido –“de entrenar, de competir, de volver al vestuario, de estar con mis compañeros, del ambiente de los domingos, de respirar fútbol...”, enumera– que para él jugar más allá del 30 de junio no sería un problema. “Si tiene que ser en junio, que sea en junio; y si tiene que ser en julio, que sea en julio. A eso no el encuentro ningún problema”, asegura al respecto el jugador racinguista.

Pretemporada
Lo que sí cree Garrido es que después de un parón que durará, al menos, un mes y medio, los futbolistas necesitarán entre dos y tres semanas de trabajo antes de volver a competir. “Nos hará falta ese tiempo, como mínimo, para entrenar en grupo y coger un tono físico que sea óptimo para volver a la competición”, asegura.

Entre tanto, a Garrido y a su familia no le queda otro remedio que seguir en un confinamiento que, aunque reconoce que lo lleva “unos días mejor y otros peor”, cree que “lo estamos superando con nota”. De hecho, aunque al principio tanto su esposa como él tenían miedo por cómo lo iban a llevar sus hijas –de ocho y tres años–, destaca que “nos han dado una lección”. Así que el defensa espera que, ahora que empieza a salir el sol, se vean las cosas con más alegría.

Garrido: “Me gustaría acabar la liga, pero de una manera segura”
Comentarios