martes 10.12.2019

Frágil en su feudo, fuerte a domicilio

El Racing ha pasado de tener su principal vivero de puntos en casa a encontrarlo cuando es visitante.
El cuadro verde cosechó frente al Marino su segunda derrota del campeonato como local  | daniel alexandre
El cuadro verde cosechó frente al Marino su segunda derrota del campeonato como local | daniel alexandre

Diez puntos sumados en ocho partidos –los disputados hasta ahora en A Malata– y doce conseguidos en siete –los que ha jugado hasta el momento como visitante– ilustran que el rendimiento del Racing en el campeonato liguero está siendo, por ahora, mejor a domicilio. El equipo ferrolano, que tras sus tres primeros encuentros como local del campeonato alcanzó los treinta partidos sin perder en su feudo –los siete últimos de la 17/18, los veinte que disputó durante la 18/19 y esos tres de esta–, vio cómo el Atlético Baleares cortaba esta racha. Desde ese momento, un triunfo, un empate y una derrota explican la irregularidad del cuadro verde en su feudo.

“Nos gustaría ser más solventes en A Malata, que es donde nos sentimos fuertes, donde nuestra gente nos apoya, donde los rivales vienen sabiendo que va a ser un partido muy difícil”, expone el portero racinguista, Diego Rivas. Sin embargo, las cuatro victorias cosechadas en los últimos encuentros disputados como visitante, confirman el nivel de la escuadra de la ciudad naval como foráneo. “Son cosas difíciles de explicar, porque el año pasado nos hicimos fuertes en A Malata. Pero ahora estamos viendo que fuera somos competitivos, que podemos agarrarnos a los partidos y sacar buenos resultados”, confirma el cancerbero naronés.

Goles

Los muchos goles encajados como local por el Racing explican el porqué de esta situación. Con doce tantos en contra, solo el San Sebastián de los Reyes –que ha recibido un total de 18– supera al cuadro verde en este apartado. Lejos quedan el Melilla o el filial del Las Palmas, que con tres y cuatro dianas son los más seguros del campeonato cada vez que ejercen de local.

Las cosas cambian en lo que respecta a los partidos jugados fuera de casa. No es que los nueve tantos que ha encajado lo conviertan en el menos goleado de la competición a domicilio –hay otras cinco escuadras que han recibido menos– pero dan cuenta de la mayor solidez racinguista cada vez que actúa lejos de su terreno de juego.

Comentarios