viernes 30/10/20

La falta de acierto lastra a O Parrulo

Los departamentales, que se adelantaron en la primera parte, cayeron ante el Noia en su segundo partido de pretemporada
El choque se desarrolló con gran intensidad a pesar de que el cansancio hizo mella en ambas escuadras | JORGE MEIS

En un partido típico de pretemporada marcado por las imprecisiones y el cansancio, O Parrulo cayó en la visita del Noia Portus Apóstoli a A Malata, de nuevo con el aforo máximo permitido cubierto.

Como ya sucedió en el choque del miércoles ante el Palma Futsal, los pupilos de Héctor Souto comenzaron el duelo con mucha intensidad ante un oponente que supo contener estas embestidas. El conjunto anfitrión acumuló varias ocasiones de gol, pero no fue hasta la entrada del japonés Morioka cuando encontró el premio a su insistencia. El jugador asiático robó un balón en media pista y encaró a Domingo batiéndolo en su salida.

Helder estuvo a punto de aumentar la diferencia con un lanzamiento desde la frontal que se fue ligeramente desviado. Pero el Noia digirió bien el tanto encajado y aprovechó un error de O Parrulo en la circulación para que Naranjo robase un balón en tres cuartos de pista. El jugador visitante, con un chut desde la frontal, restableció la igualada cuando se disputaba el minuto 10.

Aunque el conjunto departamental dominaba el balón, el duelo estaba más igualado que nunca. Sin embargo, poco a poco, los visitantes se hicieron con el control y las ocasiones se acumularon en su casillero hasta que Adrián Rivera, en una jugada muy rápida de su equipo por la banda, logró adelantar al Noia Portus Apóstoli.

Todavía quedaban tres minutos para el descanso, pero el cansancio y la falta de ideas habían hecho mella ya en un O Parrulo lastrado por las imprecisiones.

Con la mínima ventaja de los visitantes arrancó la segunda parte. O Parrulo volvió a la cancha más fresco y con energía renovada. Iago Rodríguez y Kevin Chis tuvieron oportunidades para restablecer la igualada en un tramo del partido de claro color departamental. De hecho, los de Héctor Souto, con gran intensidad en su juego, trataron de encerrar en su campo a un Noia que se dependió como pudo de los ataques locales.

Las ocasiones siguieron cayendo del lado ferrolano sin demasiada fortuna de cara al gol en la tarde de ayer. A falta de cinco minutos para el final, el técnico anfitrión optó por poner en cancha a un portero jugador, pero tras uno de los primeros ataques de los suyos, la contra del Noia fue letal y Javaloy, a puerta vacía, hizo el tercero para los visitantes.

Ambas formaciones volverán a verse las caras el próximo sábado, pero en terreno noiés, en el último partido de preparación que, por ahora, tiene fijado O Parrulo en esta pretemporada, antes del arranque liguero del 3 de octubre. l

Comentarios