Martes 11.12.2018

Enfrentamiento de rachas

Fuenlabrada y Racing pretenden aprovechar el partido que los enfrenta este mediodía para poner el punto final a sus dinámicas negativas, que complican la consecución de sus respectivas metas

Álvaro Rey tratará de hacer valer su calidad ofensiva para ayudar al equipo ferrolano a ganar  | daniel alexandre
Álvaro Rey tratará de hacer valer su calidad ofensiva para ayudar al equipo ferrolano a ganar | daniel alexandre

En realidad, el partido que enfrenta a Fuenlabrada y Racing este mediodía –12.00 horas, Fernando Torres– es un duelo de rachas. La del equipo madrileño refleja que no ha ganado en las últimas diez jornadas –no lo hace desde finales del mes de enero–, lo que ha complicado una clasificación para la fase de ascenso a Segunda que parecía segura en una primera vuelta que se pasó casi al completo en el liderato. La del ferrolano, mientras, indica que no ha ganado ninguno de los últimos catorce partidos que ha jugado a domicilio, donde la victoria que logró en Guijuelo el pasado 24 de septiembre es la última registrada, una de las razones que lo llevan a estar en la zona de descenso. Así que ambas escuadras encaran su enfrentamiento de hoy con la idea de dar carpetazo a estas serie para, así, acercarse a las metas marcadas.
Otra estadística, la que indica que el Racing es, junto a la Gimnástica Segoviana, el único equipo del grupo 1 que no ha sido capaz de ganar de manera consecutiva dos partidos, explica por qué el cuadro verde es incapaz de salir de una zona en la que está desde hace mucho tiempo. Ahora, a falta de cinco jornadas para el final de la liga regular, el conjunto de la ciudad naval se encuentra a dos puntos tanto de la posición que obliga a ganar una eliminatoria para mantenerse en la categoría como de las que lo salvan de manera directa. Así que su intención es la de sumar el mayor número posible de puntos para, de esta manera, escalar posiciones.

Argumentos
El Racing pretende para ello trasladar a los partidos que juegue como visitante algunas de las señas de identidad que ha mostrado cuando ejerce de local, donde ha ganado sus cuatro últimos encuentros. A saber, la solvencia defensiva que le ha hecho mantener la portería a cero en todos esos encuentros, el compromiso de jugadores que, a pesar de que muchos arrastren molestias físicas –como el caso del capitán Pablo Rey, que tuvo que jugar infiltrado el último encuentro y hoy lo volverá a hacer–, no quieren dejar de aportar su granito de arena... Si a todo ellos se le suma la calidad que tienen muchos, ahí se explica la mejoría experimentada por el cuadro verde, que en esta ocasión tendrá la baja del sancionado Joselu, aunque tendrá un recambio de garantías a pesar de que puede modificar el estilo de la escuadra. 
Enfrente, la llegada de un nuevo entrenador al banquillo del Fuenlabrada –Eloy Jiménez será el que ocupe el puesto de Antonio Calderón– parece ser un incentivo para que el cuadro madrileño mejora su rendimiento de las últimas semanas. La capacidad de sus jugadores ya es conocida, así que con ello intentará que los tres puntos no se escapen de su feudo en su intento de volver a luchar por el título.

Comentarios