PAIOSACO 1- 3 RACING

El Racing sale a flote

Otra vez un partido de pretemporada le sirvió al Racing para tomar nota de lo que se puede encontrar durante el campeonato liguero. El partido que disputó ayer frente al Paisaco

El Racing sale a flote
El terreno de juego complicó las cosas a los dos equipos, especialmente en la primera parte del partido  | raúl lópez
El terreno de juego complicó las cosas a los dos equipos, especialmente en la primera parte del partido | raúl lópez

Otra vez un partido de pretemporada le sirvió al Racing para tomar nota de lo que se puede encontrar durante el campeonato liguero. El partido que disputó ayer frente al Paisaco fue, por momentos, muy diferente a eso que se llama fútbol. Pero el equipo ferrolano supo adaptarse a las circunstancias y, a pesar de empezar por detrás en el marador, se repuso para meterse en semifinales de la Copa Diputación, ronda en la que visitará a una escuadra de Preferente como el Boimorto.
El estado en el que la lluvia caída dejó el terreno de juego condicionó el partido. Además, las reducidas dimensiones del campo y el hecho de que este fuese de una hierba sintética bastante desgastada hizo que el juego directo fuese la única alternativa para cualquiera. Y en este decorado, el Paiosaco pareció sentirse más cómodo, aunque sus llegadas se limitaron a lanzamientos lejanos y algún barullo dentro del área.
Del Racing, en cambio, no hubo noticias hasta el ecuador de la primera parte, momento en el que Armental protagonizó su primer lanzamiento a gol. El Paiosaco siguió siendo el que llevaba la maneja del partido y, tras un gol anulado, se adelantó gracias a un tanto conseguido en una acción de saque de banda en la que disparó dos veces. La suerte que tuvo ahí el Racing es que a los pocos minutos, otra vez en un barullo, Carlos García acertó a marcar el tanto del empate.
Ya al final de la primer período la lluvia había dejado de caer y en el segundo su ausencia hizo que el encuentro estuviese más controlado, algo que favoreció al Racing. Así, sin llegadas del Paiosaco, el equipo ferrolano fue dominando el encuentro a la espera de materializar en goles su dominio, como pareció que podía llegar en un mano a mano de Joselu contra el portero local. Pero los tantos aún tardaron.
Fue gracias a la conexión entre Sanmartín y Juan Antonio como llegaron –el primero con a una volea y el segundo con un testarazo después de que el ferrolano cogiese una pelota que parecía perderse por la línea de fondo–. Fue la manera en la que el Racing salió a flote hacia semifinales. l