miércoles 5/8/20

Despedida amarga para Pablo Rey

El jugador ferrolano da por cerrada su etapa en el Racing de un modo que ve decepcionante 
El jugador quiso agradecer a los aficionados el trato que le han dado en las últimas temporadas  | jorge meis
El jugador quiso agradecer a los aficionados el trato que le han dado en las últimas temporadas | jorge meis

Trece temporadas en el Racing, 389 partidos disputados y 109 goles marcados –que lo convierten en el máximo realizador de la historia del club verde– no han sido suficientes para que Pablo Rey dejase el equipo de su vida de la manera en la que él le habría gustado. Así lo explicó el capitán racinguista a través de un comunicado publicado en sus redes sociales, en el que apunta que si “siempre es difícil despedirse de algo a lo que tienes mucho cariño”, resulta “más si la forma en la que acaba no es como había imaginado”.

El jugador ferrolano, que se enteró a través de una nota de prensa del club que este no tenía intención de prolongar su contrato, asegura que “me gustaría haber recibido un trato acorde con mi compromiso con el club”. De hecho, desde aquella comunicación, el jugador no ha tenido noticias de la entidad, por lo que decidió hacer público un escrito en el que confirmaba el cierre de su etapa como racinguista.

Agradecimientos
Este amargo punto final, sin embargo, no impidió a Pablo Rey agradecer a todos los que hicieron posible que el Racing fuese el equipo de su vida, ya que con la camiseta verde “he vivido los mejores momentos de mi carrera deportiva. Tengo recuerdos imborrables en mi mente y experiencias que nunca olvidaré”. Por eso, el futbolista concluye que “ha sido un orgullo defender durante tantos años” su camiseta.

Por eso, Pablo Rey dejó palabras de agradecimiento para todos los aficionados del club ferrolano, para las peñas racinguistas (Morandeira, San Juan, Marea Verde), para el colectivo Diablos Verdes y para las personas que trabajan en las oficinas del club. Finalmente, el jugador agradeció a sus compañeros la posibilidad de ser el máximo goleador de la historia de la entidad. “Mis botas no pisarán el césped de A Malata, pero mi corazón estará siempre con el Racing”, finalizó.

Comentarios