• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Cuatro citas, cuatro finales

El día de descanso del que la plantilla del Racing disfruta hoy le servirá para hacer borrón de la goleada encajada en Fuenlabrada. Y mañana, en la vuelta al trabajo, empezará una cuenta nueva de cara a las últimas

Cuatro citas, cuatro finales
El cuadro verde intentará unirse para sumar el mayor número posible de puntos  | daniel alexandre
El cuadro verde intentará unirse para sumar el mayor número posible de puntos | daniel alexandre

El día de descanso del que la plantilla del Racing disfruta hoy le servirá para hacer borrón de la goleada encajada en Fuenlabrada. Y mañana, en la vuelta al trabajo, empezará una cuenta nueva de cara a las últimas cuatro jornadas que quedan para el final de la liga regular. “Son cuatro finales”, reconoció Nano al término del encuentro jugado en el Fernando Torres porque, como añadió el jugador heculino “no nos queda margen de error, así que tenemos que ir a por todas”.
Situado en la antepenúltima plaza de la tabla clasificatoria del grupo 1 –pero a expensas del encuentro aplazado entre Toledo y Real Madrid Castilla–, a dos puntos de la plaza que obliga a ganar una eliminatoria para permanecer en la categoría y a tres de las que la garantizan directamente, el Racing deposita sus opciones en los los tres partidos que le restan por jugar en A Malata. Allí ha ganado sus cuatro últimos encuentros y es la base a partir de la cual espera alcanzar la salvación. “Pero vamos a pensar en el primero”, apunta Pablo Rey de cara al choque ante el San Sebastián de los Reyes.

Mejoría
“Toca aferrarse a los partidos de casa”, recuerda Nano antes de apuntar que “ahora mismo, para salir de abajo, tenemos que ganar el mayor número posible de encuentros, empezando por el de este fin de semana”. Para ello, la plantilla racinguista necesita aumentar el nivel que dio el pasado domingo ante el Fuenlabrada, en el que perdió por 4-0. “Tenemos que mejorar las cosas que hicimos mal”, recuerda el portero Mackay, que reconoce que, además de la derrota, la imagen dada distó mucho de lo esperado por la falta de intensidad mostrada a lo largo de muchos minutos del enfrentamiento disputado en esta localidad madrileña.
Pero, pese a la importancia de los choques de casa, el cancerbero recuerda que “tenemos que pelear todos los partidos”. Así que en el que al equipo ferrolano le queda por jugar como visitante –en la penúltima jornada liguera, frente al Real Madrid Castilla–, el cuadro verde no descarta romper la mala racha que lo lleva a no haber ganado a domicilio desde hace casi siete meses. Sería la mejor ocasión para mantener viva la esperanza por una permanencia en Segunda B que, por momentos, se ve más complicada por resultados como el del pasado domingo.