jueves 18.07.2019

Claudia Rojo: “La marca importa, pero lo que quiero es sentirme yo misma”

Claudia Rojo, entrenando en las pistas de A Malata | D. A.
Claudia Rojo, entrenando en las pistas de A Malata | D. A.

Una lesión grave supone para cualquier deportista un antes y un después. Lo sabe bien Claudia Rojo (Narón, 1997), que en la temporada de su regreso a las pistas tras una inorportuna rotura en el escafoides de uno de sus pies ha tenido que echar el resto para volver a ponerse al día física y mentalmente. Un proceso que todavía no da por concluido –lo hará cuando vuelva a sentirse “ella” en los 400 metros vallas–, pero que evoluciona por buen camino. Unos meses que la han hecho madurar y, sobre todo, mirar la vida y el atletismo con otra perspectiva.

Con la temporada casi zanjada, ¿cómo valora su regreso a las pistas? ¿Fue duro volver tras una inactividad tan larga?

Me costó mucho coger el ritmo en pista cubierta, pero una vez que lo hice llegué en plena forma a la Conferencia, que es el campeonato universitario más importante que tenemos. Hice marca en las combinadas y me encontré yo misma corriendo. Al aire libre también empezó bien, hasta que llegué a los 400 metros vallas, que es la prueba que más me gusta. Llevaba más de un año y medio, casi dos, sin hacerla ni entrenarla y volver con la misma dinámica es complicado.

Su equipo de la Universidad de Wichita se proclamó campeón de la Conferencia, que era uno de los grandes objetivos del año y usted tuvo un papel significativo en el triunfo.

El año anterior, por la lesión de algunas atletas, nos dieron el año libre a la mayoría de para construir y mejorar el equipo de cara al futuro. Esta temporada ganamos a cubierto y al aire libre teníamos buen equipo, aunque por las cuentas que hacían los entrenadores la cosa estaba muy justa para ganar, así que cada punto era muy importante y tuve que hacer las pruebas combinadas, los 100 y 400 vallas y salto de longitud. Ganamos y en ese momento me encontraba bien, pero para mí fue agotador y un desastre.

¿Por qué esa frustración?

Como explicaba, esta temporada me costó arrancar en los 400 vallas, pero parecía que me volvía a encontrar bien, sin embargo en la Conferencia, con las siete pruebas combinadas, la longitud, las vallas cortas, las semis y las finales de 400... fue muy duro, acabé reventada con tantas horas en pista y corrí bastante mal. En la final no podía, me dolía todo... fue un desastre

Y eso le dejó mal sabor de boca.

Sí que me quedé algo decepcionada, pero intentaba darle la vuelta a la tortilla y pensar que había hecho una marca personal en las combinadas y que había corrido y puntuado en todo, que no le podía pedir más al cuerpo después de una lesión tan complicada. Mi padre me decía que él estaba contento, porque después de haberme pasado un año en blanco seguía corriendo y no me había vuelto a romper. Eso me hizo pensar. El año pasado a estas alturas solo podía trotar por el campo, no podía ponerme los clavos y este año es cierto que el 400 vallas podría haberme ido mejor, pero en el resto hice marca personal, así que no le puedo pedir más. 

¿La ha hecho madurar todo este proceso?

Sin duda. A veces voy a entrenar y si siento algún dolor me digo: “mejor descansar”, porque si algo he aprendido es a oir a mi cuerpo. Nunca había tenido una lesión importante y esto hace que te pares y poner los pies en el suelo. Tener algo así y superarlo, volver a tener el estado de forma de antes, te hace más fuerte

¿Se pone objetivos a corto plazo?

La temporada está casi terminada para mí. Intentaré llegar al Gallego absoluto, aunque sé que lo haré un poco pasada de forma. Yo lo que quiero es volver a sentirme yo misma corriendo el 400 vallas, porque es una prueba en la que te afecta mucho el ácido láctico y las series que llevas en el cuerpo y para mí, al pasarme en blanco una temporada, es más difícil ponerme al nivel que estaba. Lo noto hasta entrenando, que me cuesta adaptarme a la distancia. Este año es como si empezase desde cero, así que lo que quiero es correr y encontrarme bien. La marca importa, evidentemente, pero ahora mismo para mí no es primordial. Me gustaría bajar del minuto, pero si corro y me encuentro bien y con buenas sensaciones me daría por satisfecha. 

Claudia Rojo: “La marca importa, pero lo que quiero es sentirme yo misma”
Comentarios