El Baxi recibe la visita del Casademont en otra final por la salvación

Milica Ivanovic, en el encuentro ante el Innova Leganés | e. cortizas

Quedan seis jornadas para la conclusión de la temporada en la Liga Endesa y para el Baxi todas ellas son finales. También, por tanto, el partido que esta tarde –20.15 horas, A Malata– lo enfrenta a un Casademont Zaragoza que aspira a alcanzar la quinta plaza al término de la fase regular.

Para el conjunto ferrolano, cada encuentro es crucial, pero el de hoy, además, permitirá conocer cuál es su estado anímico tras el duro varapalo sufrido en las últimas horas con la confirmación de la grave lesión de Alicia Villegas. Reconocía ayer el técnico local, Lino López, que al hándicap físico derivado del aumento de la carga de minutos y de una rotación menor que supone una baja como la de la base catalana se suma el “mental”. En el último cuarto en Magariños ante el Estudiantes pudo comprobarse hasta qué punto –al término del tercer parcial solo perdían de dos puntos– afectó al grupo la lesión “de una compañera de la calidad deportiva y humana de Alicia”.

López subrayó que las jornadas entre semana no favorecen en nada a su equipo, por lo que conlleva de reducción de los tiempos de descanso. “Para nosotros siempre es complicado”, aseguró antes de advertir de que no renuncia a nada. “Esperamos sobreponernos al cansancio de haber jugado un partido exigente el sábado y poder competir al máximo nivel”, destacó, “y tener opciones de victoria”.



El rival, un grande


El rival es uno de los “cocos” que le quedan al Baxi en este último tramo de liga. No habrá partido fácil, pero el Casademont de Carlos Cantero es, a priori, junto con Valencia y Spar Girona uno de los contrincantes más difíciles.

“Va a ser un partido muy duro”, señaló el preparador ferrolano, que considera al cuadro zaragozano “uno de los mejores equipos de la liga, de los que mejor baloncesto hacen y con jugadoras de mucho nivel”. No escatima elogios Lino López sobre su rival, un conjunto “muy bien entrenado”, afirma, “que sabe muy bien a lo que juega, tácticamente con muchas opciones tanto para su juego interior, sobre todo con Hempe y Vega, como para sus referencias exteriores, Delaere, Anna Cruz o Sierra Calhoun”, jugadoras, sostiene López, “con muchísimo talento” a las que la “riqueza táctica” que propone su cuerpo técnico le permite sacar “el máximo rendimiento”. A ello se suma, añade el preparador ferrolano, “su generosidad, compartiendo el balón en ataque y en el esfuerzo defensivo. Están a un gran nivel”.

Pese a todo este potencial, el Baxi buscará la victoria. Ya sabe, además, lo que es derrotar a este equipo. En la décima jornada y en un partido antológico, las universitarias fueron capaces de vencer en el hasta entonces inexpugnable Príncipe Felipe (65-72). El momento, sobre todo por las circunstancias en las que llega el grupo ferrolano, son diferentes, pero el objetivo no tiene por qué variar. “Sabemos que cada partido es una final y vamos a afrontarlos como tal”, admite el entrenador anfitrión. 

El Baxi recibe la visita del Casademont en otra final por la salvación

Te puede interesar